Cuatro generaciones de una familia en el salón de casa

3 de noviembre de 2007

La madre, que ya es bisabuela, ve cómo dos de sus hijas se están muriendo de cáncer.


Agotada tras noventa años de vida, no puede cuidarlas.

Entonces, la magia.

Sus bisnietos la adoran.

Ella, les cuenta mil y un cuentos, les canta mil y un canciones.

Y siempre tiene la palabra justa para ellos.

Y es la única que siempre les entiende a la primera.

Lo escribe Peleona.

UA-2404442-2