Desde Euskal Herria, con las palabras de otro

7 de marzo de 2008

Nunca la muerte fue tan horrible como cuando llega de esta manera, por la malquerencia de extraños que deciden en qué momento se ha de acabar la vida de alguien

La sangre tiñe las calles de Arrasate-Mondragón y los corazones de todos los vascos de ley.

Nos avergonzamos de estos hijos de puta quenacieron asesinos, porque tanta crueldad no puede ser aprendida.

ETA no.ETA ez



1 comentarios:

santi dijo...

Estoy con vosotros, con todos los vascos que sufrís esta mierda. En mi blog he escrito también de todo este asco, me gustaría saber tu opinión. Euskadi no se merece esto, coño!

UA-2404442-2