Javier Arenas: Nueve derrotas y otros quince años para ser presidente de la Junta

2 de marzo de 2008


Me lo van a permitir.

Pero es que ustedes no le conocen a Javier Arenas.

Javier Arenas va a ser presidente de la Junta.

Si le dejan.

No si le deja el PSOE, sino si le deja el PP.

Javier -campeón- Arenas sigue siendo un tipo joven.

Ya ha perdido en Andalucía nueve veces. NUEVE VECES. Y sigue.

Y piensa seguir.

Hasta que llegue a la Presidencia de la Junta que, cada día que pasa, acaricia un poquito más cerca.

Así que, queda dicho, el problema de Javier Arenas no es el PSOE o no es Manolo Chaves. Esto es una problema solo de momento.

El problema de Javier Arenas es su propio partido, que tras perder, repito, nueve veces, le deje seguir perdiendo hasta la victoria final.

Dejarle que sea la gran esperanza blanca del PP en Andalucía.

Pero, hoy, sigamos pegados a la actualidad, toca debate.

Cara a cara con Manuel Chaves, catorce años después.

Y,
me lo van a permitir.

Pero es que ustedes no le conocen a Javier Arenas.

Con esto de los debates televisados, sea el de esta noche sea el de mañana entre Rajoy y Zapatero, los periodistas, los políticos y los especialistas no dejan de recordar el épico debate Nixon vs. Kennedy.

Pero para ése hay que cruzar el Charco.

Crucemos solo los Pirineos y miremos dentro de la Francia francesa el país que más o menos hace todo un poquito antes que nosotros.

Recordemos el debate entre François Mitterrand y Jacques Chirac.

Y, puestos a recordar, encuentren las similitudes.

Chaves se parece cada vez más a Mitterrand y Arenas a su vez a Chirac.

Sigamos el cuento a ver dónde nos lleva.

Mitterrand, dos veces presidente de Francia (lo que suponen catorce años en el poder) perdió una detrás de otra las elecciones presidenciales. Lideraba el Partido Socialista Francés y era un perdedor nato, hasta que con la insistencia en la mano llegó al poder.

No le importó cohabitar desde el Elíseo con la derecha en el Gobierno. Una derecha que, encabezada por Jacques Chirac, trató de echarle de la Presidencia de Francia en una de las más duras campañas electorales que se recuerdan en los últimos cien años de las democracias occidentales.

Porque, les recuerdo, los franceses, tan educados ellos, son unos auténticos hideputas cuando les toca y, si no me creen, lean a Pérez Reverte.

Bueno. Pues Mitterrand ya había conseguido que le llamaran "La Esfinge". Un tipo de mirada fría, como distraído por parecer estar constantemente pensando en sus temas, introvertido, glacial, aburrido, omnípodo en el poder... coño. Estos son los adjetivos que utilizan los enemigos de Chaves para denostarle.

Chirac, por su parte, venía de tomar el testigo de perdedor que había dejado vacante Mitterrand tras su victoria. Tras demasiadas derrotas consecutivas, se refugió en puestos estupendos políticamente, como la Alcaldía de París.

Finalmente, sin amilanarse, y con 63 años, llegó a la Presidencia de Francia.

Javier Arenas, que nació inocente el 28 de diciembre de 1957, tiene "solo" 51 años.

Por tanto, le quedan másomenos unos 15 años para cumplir el sueño de Chirac.

Que son quince años para ser Presidente de la Junta de Andalucía.

No lo olviden.




------------------------------------------

Para recordar el debate entre Mitterrand y Giscard, el que yo creo que van a repetir esta noche Chaves y Chirac.

Y cuidado con Chaves, querido tocayo, que ganó con esta respuesta: "Dans les yeux, je la conteste".


Hace 14 años, el primer debate entre Chaves y Arenas. Crónica de Pedro de Tena pra El Mundo.

Una estupenda crónica del debate de hace catorce años de mi amigo Antonio Montilla. Segundo asalto.

------------------------------------------------------------------------------










UA-2404442-2