BMC5. Malaprensa. Noticias que se salen de su órbita

20 de abril de 2008

Las quintas Jornadas Blogs y Medios de Comunicación de Granada cuentan con la presencia de Josu Mezo, autor de Malaprensa y bloguero en ADN.es

La cuestión es que tanto Josu Mezo, como Wicho de Microsiervos, quien por cierto inaugura las BMC5, han levantado una liebre de los más interesante ***Según contaron el miércoles en Microsiervos, ayer Alfonso Gámez en Magonia y Eugenio en Ciencia en el XXI, y hoy ya varios periódicos (por ejemplo Público o El Periódico), Abc y 20 Minutos (y El Periódico de Aragón, y algún otro), metieron la pata al dar por buena la noticia de que un niño alemán había enmendado la plana a la NASA, y que esta había reconocido su error, multiplicando por 100 su estimación inicial de la probabilidad de que un meteorito choque con la tierra dentro de unas décadas.***

El artículo completo de Josu Mezo en Malaprensa


Josu participa junto a Enrique Meneses, Keka Sánchez y Sergio Martínez, de El Manifestómetro, un reciente fichaje para las BMC5, el que en los próximos días bloguearemos convenientemente.

Y todos ellos van a estar con nostros en Granada, lo que es una suerte, ya que no hace falta salir de Andalucía para tener en nuestra casa a lo mejor de lo mejor, a los protagonistas de la Blogosfera, a los protagonistas de los medios o a los blogs que fiscalizan a los medios, que es precisamente el título de la mesa de Josu Mezo y compañía.

Noticias que se salen de su órbita

Según contaron el miércoles en Microsiervos, ayer Alfonso Gámez en Magonia y Eugenio en Ciencia en el XXI, y hoy ya varios periódicos (por ejemplo Público o El Periódico), Abc y 20 Minutos (y El Periódico de Aragón, y algún otro), metieron la pata al dar por buena la noticia de que un niño alemán había enmendado la plana a la NASA, y que esta había reconocido su error, multiplicando por 100 su estimación inicial de la probabilidad de que un meteorito choque con la tierra dentro de unas décadas.

Sí, el niño hizo el cálculo y lo difundió (y me quito el sombrero ante un chaval de 13 años capaz de calcular esas cosas, aunque sea mal), pero no, la NASA no había confirmado que el niño tenía razón. Esta última parte es la interesante, porque sin esa coletilla seguramente la noticia no se habría difundido como lo hizo. El blog de astronomía Cosmos4u cuenta como la noticia empezó en medios sensacionalistas alemanes, pasó luego a otros más serios y luego a France Press (AFP), que fue la que la difundió por el mundo. Aunque no leo alemán, las traducciones automáticas de Google me dan la impresión de que lo de la confirmación de la NASA no estaba en la primera noticia del sensacionalista Bild, sino que aparece por primera vez en un periódico más "serio", el Postdamer Neueste Nachrichten (PNN) (agradezco sus aportaciones sobre esto).

Una vez más, el problema son las fuentes y la duda es hasta donde debe llegar un periodista en su desconfianza sobre las mismas. El PNN no citó a nadie por su nombre al hablar de la confirmación de la NASA y eso debería tal vez haber hecho sospechar a AFP. Pero no lo hizo. Desde luego alguien en PNN o en AFP hizo muy mal su trabajo.

Y de ahí vino la debacle posterior. Los periódicos suelen dar por buenas las noticias de las agencias, así que lo que dice France Press pasa a la notica sin mayor comprobación. Supongo que la mayor parte de las veces es una decisión razonable. Pero está claro que no siempre es así. ¿Deberíamos esperar que un periodista español llame a la NASA para pedir confirmación de una noticia de una agencia "seria" (como hizo el blogger de Cosmos4u, por cierto)? Seguramente, es mucho pedir. La verdad, antes de llegar a eso me conformaría con que se comprobaran en fuentes adicionales muchas otras cosas que llegan de fuentes interesadas y que sin embargo se publican sin mayores contemplaciones.

UA-2404442-2