The Daily Gazette. A penny for your web. Te cierro la web. Capítulo II

29 de julio de 2009

Un poco de aire fresco para que respire el segundo debate más aburrido de la historia; el de la muerte de los periódicos.

Un diario estadounidense del siglo XIX acaba de anunciar que está cambiando y que va a cerrar los contenidos de su web. Y lo hace a mi entender de forma novedosa, imprimiéndole un giro (nótese el verbo utilizado) a la convergencia multimedia y otorgando carácter digamos premium a la web para los suscriptores.

Sé perfectamente que le van a dar hasta en el carné de identidad como si fueran Makokis de la vida, pero lo cierto es que es un esfuerzo por la superviviencia y lo que importa es que una tradición periodística que viene desde el siglo XIX busca su camino y, reconozcámoslo, lo explica sin ambages.

Quizá, y solo quizá; y por eso, solo por eso, estén abriendo un camino.

Primero, veamos los hechos, luego, traduciremos las explicaciones y quizás al final encontremos una idea.

¿Quién?
The Daily Gazette
The Daily Gazette is an independently-owned daily newspaper based in Schenectady, New York. It debuted in 1894 and mainly covers the counties of Schenectady, Albany, Rensselaer, Saratoga, Fulton, Schoharie, and Montgomery. In the last 10 years, The Gazette has reduced its staff by nearly half, including two layoffs in the summer of 2008 that eliminated 14 positions. Currently, The Gazette employs 109 writers and reporters. The Daily Gazette según la Wikipedia
¿Qué?
Este periódico acaba de anunciar que cambia su modelo y cobrará sus contenidos en internet. Más adelante explico cómo. Os linko un par de artículos (en inglés).
.-Daily Gazette rethinks its free online content
.-Schenectady 'Daily Gazette' Returns to Paid-Only Web Site
¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué?
.-We're changing our Web site


Judy Patrick, muy listo, cuenta sus preciosas mañanas en las que escucha cómo los vecinos cuentan las noticias del día que han leído en The Daily Gazette (vamos, lo que decimos en Ideal, cuando nos reponcilamos de que en el café del desayuno todo quisqui habla de los temas de nuestra portada). Hasta que un día escucha que uno responde que no compra el periódico pero que no pasa nada, que ahora va y lo lee en Internet.

Entones, es cuando a nuestro amigo Judy Patrick se le enciende la bombilla. Y estima que debe recompensar con la web a quien compra su periódico. Algo que anuncia que comenzará este próximo 3 de agosto: "Customers, who now pay $4 a week for home delivery, will continue to pay $4 a week via a special combination package: $3.99 for the print subscription and a penny more for our online subscription. Online-only subscriptions will also be available, at $2.95 a week. Non-paying visitors will still have access to some of our Web site. They will, for example, be able to read our blogs, check TV schedules, look at our photo galleries and monitor breaking news. They will not, however, be able to read the full text of our local stories, reviews, obituaries and columns or post comments on stories".

Si él mítico adagio anglosajón rezaba: "A penny for your thoughts (´pagaría un penique por lo que piensas) varía ahora y es A penny for your web".

¿Qué pretenden conseguir?
Podría estar horas interpretando el artículo. Pero está bien escrito. "For us, the decision became fairly simple. The news we produce has value and we want to protect it in a way that best serves our loyal subscribers and our business." Aquí está. Proteger nuestro negocio y a nuestros leales subscriptores.

Alea Jacta Est. La suerte está echada. En este post y en sus links hay materia de sobra para seguir la valiente apuesta de esta empresa centenaria que quiere sobrevivir.

¿Lo lograrán?



UA-2404442-2