¿Cuánto debe durar un video en Internet?
Formatos para videonoticias y videoreportajes en coberturas multimedia

19 de diciembre de 2010

El Periodismo es maravilloso y los periodistas, pese a estar educados desde pequeños para desconfiar de todo, de todos y de todo lo que se dice al grito de ‘Si tu madre te dice que te quiera vas y lo compruebas’; sigue habiendo compays que prefieren estar enfadados y rebeldes en una buena Redacción que aburridos en un gabinete de prensa afuncionariados. Dicho esto último con todos los respetos posibles.

Esta complicada disquisición quiero que sirva para provocar un poco y revolver conciencias, si acaso es posible, y recomendar un trabajo que ha salido del horno hoy mismo.

Luego, también servirá para profundizar en el hilo argumental abierto por Ángel Ramírez en su blog en un post que se titula exactamente como este mismo.

El caso es Antonio Javier López, con quien hice esta misma semana este autoretrato multimedia, me contó que tenía un tema sobre la Arquitectura del Relax. Se trata de dos libros en los que se analizan los edificios que nos sirven para el ocio, como los hoteles, en los que se analiza su estilo, decoración e influencia. Un tema delicioso para un reportaje multimedia.

Y, Voilá! este domingo abre a toda foto la edición impresa y está en la web con un videoreportaje de casi ocho minutos.

Iguamente, pero esta vez en Ideal, Jesús Javier Pérez se ha marcado una potente historia muy bien hilada en el papel y con otro videoreportaje de otros ocho minutos.

No creo que les sobre ni un solo segundo. La conclusión, la hilazón, los razonamientos, se los dejo al maestro Ángel Ramírez, cuando escribe:

.-Me temo que es muy difícil concretar exactamente la duración de un vídeo en la red. Un minuto, dos, tres, diez, no me atrevo a dar una cantidad de segundos. Creo que el mejor consejo que se puede ofrecer en este sentido es el de llevar a cabo vídeos, en general, breves, cortos. La atención de los internautas es fugaz y el consumo de estos en la red es bastante impulsivo. Sin un vídeo tarda en cargar, dura más de cinco minutos o no capta la atención del espectador desde el inicio está condenado a ser ignorado. El gráfico que adjunto a continuación muestra a las claras como el 90% de los internautas a los 10 ó 20 segundos de pinchar en un vídeo se marchan. Son muy pocos, los menos, los que deciden ver el vídeo entero. Así que, debemos partir de una base, nuestros trabajos no deben ser muy largos.

.-Pese a esta defensa de la brevedad como principio, os diré que para mi un buen trabajo audiovisual no debe tener límites temporales. Si el planteamiento es de calidad, atractivo, interesante y cautivador a mi me engancha frente a la pantalla. Nuestras historias deben tener una presentación, un nudo y un desenlace.

Ahora, os dejo con dos buenos y grandes ejemplos de reportajes multimedia con piezas en vídeo de hasta ocho minutos:
.-En el diario SUR: ‘La arquitectura relajada de la Costa’, por Antonio Javier López, con fotografías de Salvador Salas y vídeos de Pedro con edición de Rossel, como bien explica el propio Antonio Javier en su blog, Línea de Fuga.
.-En el diario IDEAL: ‘¡JA-92. Una vía de anécdotas!’, de J. J. Pérez con fotografías y edición de vídeo de Ramón L. Pérez.





UA-2404442-2