Cien poemas: Tainted Love
12.-Last night a DJ saved my live... whit a post

27 de julio de 2011


Es bloguero, es columnista, ha sido director de Público, es tertuliano, es conferenciante, es empresario, es mil cosas y sobre todas las cosas es periodista con alma de músico. Es también amigo mío y un tío legal. Ignacio Escolar tiene un blog hipercelebérrimo que ahora dedica al cien por cien a la política pero que antes era más variadito y que, de vez en cuando, nos trae perlas periodísticas de un valor excepcional.

Si algún día tengo que hacer el Top Ten de los mejores artículos que leí en Escolar.net el que tituló 'El alma de Tainted Love' estará entre ellos. Sin duda.

Además, llegó a mí un día de estos malos, remalos; chungos, rechungos y mil veces chungos. Redescubrir la canción, bucear en su pasado, en sus golpes rítmicos (yo diría que son los mejores junto a las chas-zas-chas de Kim Carnes en Betty Davis' eyes) me devolvío a la calle san Bartolomé, bajo los Marianistas de Sanse.

Al JC y al Twicken. Al Hollywood de Alfredo (hay que entrar registrado en Facebook) que todavía se mantiene rojo y abierto, impertérrito en su sonrisa. Y a aquella chica, Coro, que con 15 años, una Semana Grande de 1981, como en segundo de BUP, tras los fuegos artificiales de las once de la noche, me miró y supe, por primera vez, que eso del amor dolía cuando no te hacen ni puto caso. (Leo en El Diario Vasco un artículo de Gontzal Largo que termina así: "¿Cuánta gente se enamoró, por vez primera, en ese lugar?."

Pero lo que me gustó es que el músico que lleva dentro Nacho Escolar le permite escribir con pulso firme, rítmico y acompasado un post eléctrico de esos que me da la impresión que salen de muy de dentro. Y este entiendo que es uno de ellos. De paso, sienta cátedra de cómo hay que explicar las canciones al convertir los párrafos del post en acordes.


Descubrí más versiones gracias al post: La de Gloria Jones de 1964 y la de Marilyn Manson, muy reciente.



Yo me sigo quedando con el combo de Soft Cell, y cada vez que suena, un impulso radioactivo me despierta y me devuelve las ganas de vivir, amar y currar. Como titulo esta entrada "Last night a DJ saved my live... whit a post". Gracias, Nacho.

UA-2404442-2