Murdoch cierra el diario News of the World
Cinco razones para odiar el News of the World y una sola para amarlo

7 de julio de 2011


En aquellos duros y grises años ochenta en los que tipos como Jose y Carlitos estudiábamos Periodismo en la UPV/EHU y al final de la década aterrizamos en Granada nos encantaba el Periodismo gore mejicano de tremendas balaceras; las abducciones marcianas de la portada del National Inquirer y, por supuesto, éramos fans totales del News of the World.

Todo rimaba en perfecta ecuación con nuestra insana tendencia a consumir de forma desaforada pelis de Serie B. Claro, luego escribíamos (y escribimos) las cosas que escribimos. Solo por poner un ejemplo, cuando el archivo era exclusivamente de papel, Carlitos logró tener aquí en Ideal una carpeta con su nombre (el único periodista de toda la Redacción con tamaño honor) porque la documentalista era incapaz de clasificar las fotografías de sus reportajes (uno sobre el Berenjeno, el torero más viejo de España, o la vez que tituló que un tricornio de la Guardia Civil había llegado al Everest). Palabra.


Hoy, día en que se ha anunciado que Murdoch cierra el News of the World, estamos tristes. Quizá haya llegado por tanto el momento de rendirle el tributo que se merece y recopilar en este post cinco razones para odiar al News of the World y tan solo una para amarlo. Ahí van.

1.-Es un tabloide.
Y es un señor tabloid. Se acuña así un término despectivo para nuestro viejo y querido oficio que incluso en su mejor versión podría clasificarse como 'sensacionalista', de paparazzis o amarillista. Pero que en su peor versión es directamente basura. Y es así como debería llamarse y ser recordado. Ha creado escuela y está ahí al lado, junto al vertedero.

2.-Escándalos en vez de noticias
Insistimos, y así publica El País en una brillante crónica. Son 168 años de vida de un diario alimentando escándalos. Que se dice pronto. Podríamos conformarnos, y así lo hemos hecho durante las tres últimas décadas en España, al comparar los índices de lectura de prensa en Inglaterra y en nuestra piel de toro. Separando paja de grano, no es lo mismo leer el News of the World que la comprometida y bien escrita prensa regional que tenemos. No es lo mismo para nada. Y las cifras de prensa, habría que por lo menos, tamizarlas con un cedazo de sal gorda.


3.-Su 'modus operandi'
Son inasequibles al (presunto) delito, la ética, la deontología. Y así parece que les va. Escuchas telefónicas, hackeos varios, sin importar edad, situación personal, compromiso político o incluso por razón humanitaria. Sacralizan el todo vale.

4.-Sobornos
Copio y pego de Público: "Si eso ya no fuera suficiente, en los últimos días se ha confirmado que el periódico pagó durante años sobornos por valor de no menos de 100.000 libras a policías corruptos a cambio de información sobre los casos que investigaban".


5.-Delaciones, mentiras, inexactitudes, bolas, trolas
Como las publicadas sobre ases del fútbol como David Beckham, Wayne Rooney o Ashley Cole.

Todo esto nos lleva a pensar.
¿Pierde algo el Periodismo con el cierre del News of the World?
Puede que sí.

Al final, un diario, hasta ahora al menos, ha sobrevivido y ha brillado según ha recibido el apoyo del público. Y más todavía, cuando ha logrado confundirse con el mobiliario, la rutina, el día a día, la vida de las gentes a las que es destinado. Es un elemento más, es incluso un icono.

Entonces, entra en la historia, de una manera o de otra. Porque inspira, reconoce, y permite creaciones que superan el original. Es entonces cuando por alguna razón Queen, una de las mejores bandas de la historia, titula su mejor álbum con el nombre del periódico, News of the World. (Lee la historia de la portada, obra de Frank Kelly Freas).

Y cada vez que suena We Will Rock You, contenemos la respiración y pensamos que igual, solo igual, ha merecido la pena y existe una sola razón, pero buena, para amar el News of the World.

UA-2404442-2