Modelos de conversación en las Redes Sociales: El diario Sur de Málaga da la cara

11 de junio de 2012

Manipulación Mediática


Un clásico. Un periodista comete un error y, para variar, lo publica. Somos así. Los periodistas somos los únicos profesionales que publicamos nuestros errores en la portada, como dice con fina ironía de lo más cabrona el viejo adagio.


Los que creemos en esto del Periodismo y del servicio público, de compromiso con la comunidad, también publicamos, además de estos errores, desgraciados, las consiguientes disculpas.


El modelo es sencillo, y es de manual: Escuchamos, Valoramos, Pedimos disculpas y Rectificamos.


Es lo que ha hecho hoy el diario Sur de Málaga.


Cometió un error de valoración al publicar esta noticia ‘Sonora pitada al Corpus del 15M’ y las Redes Sociales, que para eso están, para fiscalizar nuestro trabajo, para hacer efectivo el ‘Who Watch the Watchmen’, nos lo ha hecho saber y, en este camino, nos ha hecho mejores. Gracias.


La acción viral del 15M en Málaga ha sido intensa. Han subido el tema a Menéame y ha sido portada. En los comentarios, que este lunes a las 20 horas en que escribo llegan al número de 36, recogen bastante bien lo que ha ocurrido.


Como siempre en Menéame, hay variadito tutti frutti: trolls, estúpidos, graciosillos, chulapones, renegados, matones... pero también hay gente inteligente, la que te vuelve a dar una estocada donde duele: #32   El redactor de la noticia ha reconocido que se confundió, creyó que la cacerolada era debida a la procesión del Corpus y no al rescate financiero. Así que más que manipulación periodística, se trata de ignorancia puntual.


Y entonces es cuando vuelves a recordar que el halago debilita y que la crítica fortalece. Al final, lo importante, vox populi vox dei, es que recoge todos los movimientos sucedidos, desde la rectificación del diario SUR hasta la disculpa del propio director.


También se ha liado parda en Facebook (Te pongo el link pero tendrás que estar logueado en Facebook)


La gente del 15M se ha currado dos posts de los de enmarcar. Vamos a ver qué hay en estos dos posts.
1.-#SURManipula: Nota aclaratoria en relación a la información publicada por el Diario Sur sobre la concentración del 10 de junio en la Plaza de la Constitución
2.-Diario SUR rectifica (aunque la noticia original siga): el poder de la red al servicio de la ciudadanía


Respecto al primero:
1.1.-Diría que es un comunicado en el que contextualiza su enfado por el error del diario Sur. Y publica un comunicado con cinco puntos donde en el último ya da por sentado que el diario Sur ha manipulado. 
1.2.-Piden al diario y al periodista que rectifique y se disculpe. Bueno, exigen.
1.3.-Proporcionan las muchas y variadas formas que hay de ponerse en contacto con la gente de diario Sur, algo que me parece que está realmente muy bien, ya que puedes hacerlo por mail, Twitter, Facebook, los propios comentarios en las noticias, en Menéame, donde también ha estado el diario Sur monitorizando la conversación y publicando sus rectificaciones. Genial. Una muestra fehaciente de que Sur trabaja la Web 2.0 y las Redes Sociales y que realmente tampoco hace falta poner el teléfono de la Redacción para llamar, como veremos más adelante: "Si estás en contra de la manipulación mediática y de la criminalización del movimiento, llama educadamente a la redacción (952 64 96 00) o escríbele una carta al director, escríbele un tweet al articulista (@jHinojosaSaez) o usa el HT #SURManipula en twitter (@Diario_SUR)". 


¿Cuál es el problema de este tercer punto? La intención ¿Por qué? Porque cuando uno da por sentada la manipulación, algo condenable sin ningún tipo de paliativo, la etiqueta que utiliza en Twitter es #SURmanipula. Cuando uno lo que quiere es saber qué ha pasado, ofrece su versión y pide #SURrectifica. O así.


¿Por qué?
Porque Sur ha escuchado, ha valorado, ha pedido disculpas y ha rectificadoY lo ha hecho con una noticia ad hoc que ha linkado además en la noticia original al final del texto con una actualización.


Si la gente del blog Movimiento 15M Málaga hubiera querido ser transparente, buscar las explicaciones, hubiera movido su capacidad de prescripción, de recomendación, de viralidad con una etiqueta que reflejara su anhelo. Pero no, su etiqueta era #SURmanipula Por si las flies ¿No?
Pues no. #SURdalacara 


Y esto que ha hecho Sur es una lección de Periodismo, de compromiso.


Respecto al segundo:
2.1.-Abren la caja de adjetivos. Se puede intentar despreciar, pero es difícil conseguirlo. Buen intento. "Ética y nada difamatoria nota de Jesús Hinojosa..." "Nuevo artículo modificando el lenguaje. La base, la misma".

2.2.-¿Por qué consideramos que fue intencionado?
Los periodistas de Sur son consecuentes con la informaciòn que han publicado. Y la defienden. Ahora sabemos que estaban en un error que han reconocido y del que se han disculpado. Pero actúan de forma consecuente, errónea pero consecuente. No es una prueba, desde luego para permitir considerar que fuera intencionado, como marca el enunciado. Disparatado.
2.3.-Se preguntan por qué el compañero Jesús Hinojosa no hizlo la pregunta. Bien. Touché. Aquí está el error. Pero un eror es un eror. No es una manipulación. No es lo mismo.
2.4.-Sobre el borrado de comentarios, dos cosas. Tenemos constancia. OK. ponla encima de la mesa, colega. Segundo. Los comentarios en Sur tienen unas normas. Si no las cumples, no tienen por qué permitirte comentar. Las normas son públicas y están publicadas.
2-5.-¿Qué hicimos? se preguntan. Crear la etiqueta #SURmanipula. Parece ser que no había otra. Resume también en este punto la acción en redes, ya recogida unas líneas más arriba.
2.6.-¿Qué hemos conseguido? se preguntan a continuación. Y se responden.
.-"El artículo difamatoria sigue". Claro, sigue porque queda claro el error y al pie del artículo está actualizado con la rectificación. las redes son así, mejor no borrarlo y que siga con la rectificación.
.-Los artículos, mal que les pese, están firmados con lo mejor del diario Sur: su Redacción, que hace extensiva de esta forma las disculpas y la rectificación al conjunto de todos los integrantes. rectifica el diario y rectifica la redacción, no solo el periodista, aunque lo asume vía Twitter. Por si a alguien no le quedó claro, rectifica y pide disculpas en Twitter el propio director.
.-¿Qué conclusión sacamos?
Hablan del "poder de la red al servicio de la ciudadanía".



Ahora, mi reflexión.


De la serie Letanías del Periodismo
Un modelo simple para pedir disculpas:
"Si no decides, no te equivocas / Si no publicas, no te equivocas / Si no piensas, no te equivocas / Si no actúas, no te equivocas / Si no rectificas, sigues equivocado / Si no te disculpas, sigues equivocado / Si no pides perdón, sigues equivocado / Si te equivocas y no rectificas, no aprendes / Si lo haces, eres sabio.


Todo esto, lo acaba de hacer hoy el diario Sur de Málaga. Todo. Desde el error primigenio hasta ser un poco más sabio.


Ahora, somos periodistas, veremos qué hacen los que tanto han acusado de manipuación. Veremos si valoran, si aprenden, si rectifican, si piden disculpas, si escuchan, si han aprendido, si en el camino son un poco más sabios. Si su burda manipulación es rectificada. SI piden disculpas. Si corrigen sus errores. Nosotros, los periodistas, estamos también para todo esto.


Saludos
Buena tarde a todos.


Y un abrazo al compay Hinojosa, qué coño ;-)


#PeriodismoOmuerte
#Vivaelperiodismo

UA-2404442-2