36 años, que tenemos que hablar de tantas cosas

18 de diciembre de 2012



Rafa cumple hoy 36. Es un tipo que se gasta todo lo que tiene en mujeres. Si cualquiera lee esta frase y no entiende el contexto, su mente descerebrada le llevará a pensar cualquier cosa. Por si acaso, él, Rafa, se lo gasta en sus mujeres, en Rocío, Virginia y Estrella. Su mujer y sus dos hijas.

La tercera, Estrella, es algo así  de pequeño y es mi ahijada. No hace sino brillar y brillar. Y siempre que pienso en esta pequeñita, que es algo así como todos los días unas cien veces, solo pienso en volver a verla, jugar con ella y cantarle esta canción, mítica, que era la primera de la banda sonora de mi primer verano como periodista en Granada con un contrato firmado bajo el brazo, el de 1991. 

La canción es 'Brillar y Brillar' y la canta Loquillo y Los Trogloditas. Por si no lo sabiais, la escribieron para celebrar el día en que apareciera Estrella, mi ahijada, la hija de Rafa y Rocío, en este mundo, para hacerlo más luminoso, claro y entretenido. 

Escucharla y dejaros llevar al cielo.



Rafa es un tipo sorprendente, que convierte Alcalá Real en su Nueva York particular, con más actividad cultural, política, humana y de la de cranear que cualquier otro sitio que yo conozca. Con sede en el café Casablanca, Rafa escribe que te mueres de bien por trazo, gancho, nervio y golpe. 

Sabiduría se llama. Y estilazo.También escucha música y oscila entre los ochenta y los noventa con sinigual tumbao, como con el que traza curvas con sus motos.

Sorprendente porque solo a él se le ocurre resumir su vida como la de "uno que tiene hijas cada 18 años". Grande entre los grandes, mi amigo del alma, supongo que tendremos que ir al Kalúa a justar cuentas cualquier día de estos y, como os leí en vuestra boda, ahí arriba en La Mota: 

"Un día cualquiera no sabes qué hora es, 
te acuestas a mi lado sin saber por qué. 
Las calles mojadas te han visto crecer 
y con tu corazón estás llorando otra vez. 
Me asomo a la ventana, eres la chica de ayer 
jugando con las flores en mi jardín. 
Demasiado tarde para comprender, 
chica, vete a tu casa, no podemos jugar. 

La luz de la mañana entra en la habitación, 
tus cabellos dorados parecen el sol. 
Luego por la noche al 'Casa' a escuchar 
canciones que consiguen que te pueda amar".




Ahí te espero, amigo mío, que me debes una por lo de las 36 castañas que te caen hoy. Lo celebraremos, como siempre, filosofando la vida, haciendo planes a ninguna parte, llenando una vez más, gritando como locos las canciones que bendice con su voz y su ironía el Sherpa de Barón Rojo y retándonos a adivinar canciones heavymetaleras.

Y en el camino, como es tu cumpleaños, recupero una fotografía del siglo pasado, cuando Etnosur, tú y yo éramos más jóvenes. Y sobre todo Virginia.

Zorionak nere mutil haundia, compañero del alma, compañero, que tenemos que hablar de tantas cosas.


UA-2404442-2