Antonio Fernández Barrera

2 de marzo de 2014


Mi familia al completo.

Mi aita, Antonio Fernández Barrera, en plena madurez. Antes de la hemiplejia que le paralizó medio cuerpo y le robó su pasión de ser cirujano. Antes del cáncer que se lo llevó lleno de dignidad y amor.


En la foto aparece mi hermano pequeño, Kike. Se ve el brazo de la ama. La foto la sacó mi hermana Txuri.


Es verano.


Son los tiempos de la felicidad completa.

Cuando no existían los problemas.
Las largas tarde de sol
Y aquellos padres que dieron todo por ti.

Hoy, como cada año, recuerdo el día que naciste y cómo el mundo fue un poco mejor. 

Y también, ahora que me voy haciendo mayor pienso que desde que no estás el mundo es un poco más extraño, incomprensible, inexplicable, delicado.

Te quiero y te echo de menos.
Y sé que no se me va a pasar nunca
Feliz cumpleaños aita



Defenderé
la casa de mi padre.
Contra los lobos,
contra la sequía,
contra la usura,
contra la justicia,
defenderé
la casa
de mi padre.

Perderé
los ganados,
los huertos,
los pinares;
perderé
los intereses,
las rentas,
los dividendos,
pero defenderé la casa de mi padre.

Me quitarán las armas
y con las manos defenderé
la casa de mi padre;
me cortarán las manos
y con los brazos defenderé
la casa de mi padre;
me dejarán
sin brazos,
sin hombros
y sin pechos,
y con el alma defenderé
la casa de mi padre.

Me moriré,
se perderá mi alma,
se perderá mi prole,
pero la casa de mi padre
seguirá
en pie.

---

Nire aitaren etxea
defendituko dut.
Otsoen kontra,
sikatearen kontra,
lukurreiaren kontra,
justiziaren kontra,
defenditu
eginen dut
nire aitaren etxea.

Galduko ditut
aziendak,
soloak,
pinudiak;
galduko ditut
korrituak,
errenteak,
interesak,
baina nire aitaren etxea defendituko dut.

Harmak kenduko dizkidate,
eta eskuarekin defendituko dut
nire aitaren etxea;
eskuak ebakiko dizkidate,
eta besoarekin defendituko dut
nire aitaren etxea;
besorik gabe,
sorbaldik gabe,
bularrik gabe
utziko naute,
eta arimarekin defendituko dut
nire aitaren etxea.

Ni hilen naiz,
nire arima galduko da,
nire askazia galduko da,
baina nire aitaren etxeak
iraunen du
zutik


CRÉDITOS
Gabriel Aresti

UA-2404442-2