Un bebé que da sus primeros pasos con el corazón

24 de octubre de 2007

Es un bebé y es un milagro de la medicina.

Tiene 56 días y ya ha comenzado a dar sus primeros pasos.

Estos primeros pasos los está dando con el corazón, gracias a un desfibrilador automático que por medio de la cirugía le han implantado en su pequeño cuerpo.

Este marcapasos es un DAI, un desfibrilador automático, de medio centímetro de espesor y unos cuatro centímetros de largo.

Su función es detectar las posibles arritmias y corregirlas mediante una descarga eléctrica que restituyen el ritmo normal del corazón.

No es un por si acaso.

Este bebé, en su cuarta semana de vida, ya sufrió una parada cardiaca.

En efecto, la niña-bebé nació con una deficiencia cardiaca que se le detectó cuando aún estaba en el útero de su madre

El Hospital Virgen de las Nieves de Granada ha implantado este primer desfibrilador automático (DAI) gracias a una cirugía mínimamente invasiva.

Con esta intervención quirúrgica el centro granadino ha sentado precedente, ya que se trata de la primera vez que se implanta en el mundo un DAI a un bebé lactante y la primera vez que se practica esta intervención por medio de cirugía mínimamente invasiva.

La intervención se desarrolló el pasado 15 de octubre para corregir la deficiencia cardiaca congénita que sufría el bebé, denominada síndrome de QT largo, y que había sido detectada cuando aún estaba en el útero de su madre. En concreto se le detectó un trastorno del ritmo cardiaco (bradicardia), una sospecha que, tras su nacimiento el pasado 20 de agosto, se confirmó con un electrocardiograma. La niña presentaba un intervalo QT extremadamente prologando, así como un riesgo importante de arritmias.

Para corregir esta deficiencia cardiaca se le ha implantado a la pequeña un desfibrilador automático. Por la edad de la paciente se ha elegido el modelo más pequeño que existe; es decir, un DAI de medio centímetro de espesor y unos 4 centímetros de largo. La función de este desfibrilador es detectar las posibles arritmias y corregirlas mediante una descarga eléctrica que restituyen el ritmo normal del corazón.

El DAI, que mantiene monitorizado 24 horas al día, 365 días del año el corazón del paciente, está equipado, además, con un chip que recoge toda la información sobre si ha tenido que desfibrilar y cuántas veces.

El Desfibrilador Automático Implantable está alojado bajo la grasa abdominal y de él salen unos electrodos que rodean el corazón y que son los encargados de realizar las pequeñas descargas eléctrica en caso de necesidad.

Síndrome del QT largo

El síndrome del QT largo es una enfermedad grave que puede provocar muerte súbita por arritmias cardiacas en personas aparentemente sanas. Se trata de un síndrome congénito (presente desde el nacimiento), en muchos casos de herencia familiar. Los primeros síntomas suelen aparecer en jóvenes que de repente debutan con pérdida de conocimiento, palpitaciones o, incluso, muerte súbita. Los especialistas consideran excepcional el diagnóstico de este síndrome en la época neonatal, y cuando se manifiesta en un momento tan temprano como en esta ocasión el riesgo de muerte súbita es particularmente elevado.

Se estima que el Síndrome QT largo afecta a una de cada 5.000 personas. Se produce cuando el tiempo que transcurre entre las ondas Q y T son anormalmente prolongadas; es decir, que el intervalo QT que aparece reflejado en el electrocardiograma (distancia medida desde el principio del complejo QRS hasta el final de la onda T) está prolongado.

Evolución del caso

Desde su nacimiento, la pequeña ha estado en tratamiento con fármacos para reducir el riesgo de arritmias, lo que no evitó que a los 23 días de vida sufriera una parada cardiaca de la que pudo ser recuperada sin sufrir ningún tipo de secuelas dado que los padres habían recibido un curso de reanimación cardiopulmonar neonatal. Además, el servicio del 061 estaba al corriente de la situación de esta paciente a fin de poder tratarla sin demora en caso de necesidad.

Este hecho llevó a los especialistas del Hospital Virgen de las Nieves a acelerar la decisión de implantar el desfibrilador automático en el menor tiempo posible. Ante las escasas referencias bibliográficas a nivel mundial descritas sobre esta cirugía se barajaron varias posibles técnicas para el implante, decantándose finalmente por una nueva modalidad diseñada por el servicio de Cirugía Cardivascular del Hospital Virgen de las Nieves. En concreto, por el doctor Abdallah, especialista en cirugía de las arritmias y su equipo de colaboradores.

La intervención, que se llevó a cabo el pasado 15 de octubre, fue dirigida por el propio doctor Abdallah y por el doctor López-Checa, especialista en cirugía cardiaca infantil. Tras el implante y aún en quirófano, el equipo de especialistas comprobó el buen funcionamiento del mismo en el cuerpo de la paciente.

La implantación de un dispositivo de estas características es una intervención relativamente común en adultos y jóvenes pero es excepcional en niños y aún más en lactantes. Asimismo, la técnica utilizada es tan novedosa que los especialistas consideran que abre las puertas a la ampliación del tratamiento del síndrome del QT largo a edades más tempranas, incluyendo a los recién nacidos.

Gracias a que se utilizó una técnica mínimamente invasiva para la colocación del DAI, la pequeña fue dada de alta sólo cuatro días después de la intervención (el pasado 19 de octubre) tras estar completamente recuperada.

Este diagnostico, seguimiento y tratamiento ha sido posible gracias a la actuación multidisciplinar de la Unidad de Cardiología del Servicio de Pediatría, la Unidad de Arritmias del Servicio de Cardiología, el Servicio de Cirugía Cardiovascular.

Más información, en unas horas en Cableados



UA-2404442-2