Alan Moore y Frank Miller, los mejores escritores de comics de la historia, reinventan el cine de hoy

16 de marzo de 2009

Hoy he tenido el honor, orgullo y satisfacción de abrir la Sección de Vivir del periódico IDEAL con un tema que trata de explicar quiénes son las personas que están detrás de una serie de éxitos de Holywood: Frank Miller y Alan Moore, dos de mis locos favoritos. El resultado aquí lo tenéis, en pdf. La idea, la redacción y el diseño es cosa mía, que el tema vaya abriendo la Sección de Vivir es cosa de José Antonio Guerrero, redactor jefe a quien le doy las gracias por darme estas oportunidades: Gracias, Jose.

Alan Moore según la Wikepedia.
Frank Miller según la Wikipedia.


Mr. Alan Moore, autor y ex artista de circo es conocido principalmente por sus libritos dirigidos a los lectores más jóvenes. Asombró al mundo con panfletos tan notorios como ‘Un jardín infantil de horrores venéreos (1864)’ y ‘Cocaína y remo: la vía segura hacia la salud (1872)’ antes de heredar un molino de yute en Cumbria y perecer en 1904, a causa del desdén generalizado. No. Esta no es la biografía de Alan Moore, pero sí es la que él escribió cuando su editor se la solicitó para la presentación de ‘La Liga de los Hombres Extraordinarios’. Alan Moore es probablemente el mejor escritor de cómic de la historia. Decimos probablemente porque mantiene una dura pugna con Frank Miller.

Ambos, nacidos en Estados Unidos en la década de los cincuenta, llevan toda su vida escribiendo tebeos con gran éxito y, desde que comenzó el actual milenio, han vistó que Hollywood ha transformado sus narraciones en peliculones de éxito garantizado hasta dar con una fórmula de hacer pasta: cada vez que un tebeo de Miller o de Moore pasa a la pantalla se repite la historieta y se convierte en taquillazo.

¿Quiénes son estos oscuros creadores de papel que se han visto mediada su vida elevados a los altares del glamour del celuloide? Pues poco menos que un par de chiflados, exquisitos y talentosos cuyas vidas sirven por sí solas para una buena trilogía al estilo de las de ciencia ficción.

Como diría Jack el Destripador en ‘Desde el Infierno’ -la primera de las adaptaciones de esta secuencia y basada en la novela gráfica de Alan Moore-, vayamos por partes. Frank Miller es un artista completo que empezó en los divinos años setenta a dibujar a Sipderman en la Marvel y, tras su éxito, revolucionó la concepción de un superhéroe hasta convertirlo en el Batman poliédrico tal y como ha llegado hoy en día hasta nosotros: torturado, dinámico, terriblemente estético y con un largo recorrido que permite muchas lecturas en la gran pantalla.

La revolución visual que supuso la interpretación del Batman de Frank Miller la acabó plasmando en sus dos obras míticas: ‘Sin City’ y ‘300’, que pronto deslumbraron al mundo conocedor de los tebeos. El salto a la gran pantalla, ordenadores mediante y mucha pelea para no coartar el espíritu -estético- de sus obras, fue determinante para desencadenar una auténtica explosión por los comics en todo el mundo. Hasta el punto que empezaron a bautizar sus obras como «novelas gráficas».

Pero, ¡cuidado!, no hay que perderse en la inmensa concepción gráfica de Frank Miller, quien también dibuja sus obras e incluso codirigió ‘Sin City’ en triunvirato demoledor con Tarantino y Robert Rodríguez. El cómic y su naturaleza mixta necesita del dibujo y del guión. Es un nuevo arte narrativo. Por ello, Miller desarrolla su talento como contador de historias en las que la épica histórica de ‘300’ puede compaginarse con la épica urbana de la pecaminosa urbe llamada ‘Sin City’.

El mago del caos

Si Miller os ha parecido un tipo particular, esperar a que os cuente de qué va mi favorito Alan Moore. Él solito se autodefine como «el mago del caos», es un auténtica leyenda viviente y se le atribuye una furibunda misantropía.

La propia Wikipedia da buena cuenta: «Su pasado, pintoresco y caótico y la intención declarada de convertirse en mago del caos, lo han vuelto célebre hasta el punto de que se ha vuelto un icono, inmediatamente reconocible por su barba y cabellera largas y prominentes. Políticamente se declara anarquista, ideología que refleja una de sus más aclamadas obras, V de Vendetta».

Moore acaba de estrenar ‘Watchmen’, algo así como ’Los vigilantes’. El original era ‘Quién vigila a los vigilantes’. Pues eso, el cómic es un arma cargada de futuro.

3 comentarios:

El_Rafa dijo...

Frank Miller for President¡¡¡¡

Mola que pongas tebeo, es más castizo.

Javier F. Barrera dijo...

Es una de las cosas de los comic que tb. me mola, Rafa. Que tienen su palabra en inglés, comic; en francés le dicen bede, es decir bande Dessine y los italianos les llaman fumetti. Nosotros, para no ser menos les llamamos tebeos en homenaje al inmortal TBO o historietas. Y, sí, molan :-)

Javier F. Barrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
UA-2404442-2