Encierro mortal en los Sanfermines: Los periódicos tienen que dar la cara

10 de julio de 2009

Daniel Jimeno Romero, de 27 años y de Alcalá de Henares, ha muerto hoy en el cuarto encierro de los Sanfermines. Los compays de Soitu.es han decidido publicar y explican sus razones: El rostro de la muerte. En 233grados.com se han preguntado: ¿Era necesario mostrar el rostro de la muerte? El post es muy interesante porque recoge el debate ocurrido a lo largo de la jornada y los numerosos posts escritos a favor/en contra. Destaco el post de mi querida prima Sonia Blanco: La cara del muerto. No, no y no. Y también la pregunta lanzada vía Twitter de mi primo Antonio Delgado.

Por mi parte, creo que es fácil de responder. Los periódicos tenemos que dar la cara. Tenemos que publicar la fotografía. En la portada de mañana. El Periodismo no es una profesión para descalzaputas, aunque haya muchos que disfruten en un arco iris que va del rosa al amarillo que poco o nada tiene que ver con nuestro trabajo.

El Periodismo es un bello oficio que tiene elementos y herramientas. Es la vocación y el sacrificio pero también es el talento y la responsabilidad. Para ello tenemos nuestras herramientas. Hablo de la ética, de la deontología, de la valoración.

Pero sobre todo hablo de nuestros lectores, a quienes nos debemos. Como siempre, como desde hace tantos años. Nosotros les mostramos la realidad de lo que ha pasado y ellos decidirán y así nos lo harán saber si lo hemos hecho bien.

Es en un día como hoy cuando los periodistas y los periódicos nos tenemos que reivindicar y dejar de lado los paños calientes y retratar la realidad tal y como es. Lo sentimos mucho y lo haremos con suma delicadeza. Con todo el respeto. Con el nudo en el estómago.

Quizá sirva para entender la brutalidad de la vida y la de los encierros. Para explicar la vida tal y como es. Es nuestro oficio bello oficio. Contar lo que pasa. Así lo hemos hecho, así lo estamos haciendo. Así lo haremos mañana. Y así seguiremos publicando, como cada vez que ha ocurrido.


Como me enseñó en una gran conversación Enrique Meneses: ¿Queremos un futuro sin caras de niños? ¿Qué sería de mi trabajo fotográfico de toda la vida si tuviera que tapar las caras? Estas fotos de Vietnam ¿significarían lo mismo y expresarían la brutalidad de la guerra si las hubiéramos conocido así, con el photoshop por medio? ¿Hasta qué punto ayudan estas fotografías a entender los horrores de la guerra? ¿Las volverías a publicar tal cual?

Así que, querido lector, pronunciate. Te ha tocado. ¿Cómo quieres que te contemos la vida, la realidad, lo que algún día puede ser historia?
Van unos ejemplos y, sobre todo, muchas gracias por haber llegado hasta aquí.




PD. Mis condolencias a la familia y a los amigos de este chico. Va por ti.

36 comentarios:

Enrique dijo...

Javier, ya conoces mis ideas sobre la autocensura. Las imágenes del joven de Alcala muerto esta mañana son imprescindibles. No aportan más dolor que el que la propia muerte ha producido pero puede hacer que otros jóvenes tengan más cuidado o se retiren si consideran que la vida vale más que la adrenalina del momento. La verdad, el realismo, es lo único que justifica nuestra profesión. No somos carroñeros pero no queremos paños calientes a un espectáculo que mueve millones de euros.

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Los periódicos deberían preguntarse por qué no se suspenden las fiestas. ¿o es que la muerte es una fiesta? País de bárbaros .

Karmentxu dijo...

Javier: acabo de escuchar en la radio un breve debate entre reputados periodistas sobre la conveniencia de publicar o no esta foto. Ha sido muy breve, pero ninguno ha dicho nada de lo que tú comentas y en cambio, parecían indicar que se alegraban de que al menos dos periódicos hayan optado por otra imagen. Coincido en lo que dices en tu post y temo la autocensura. Ahora, la foto es muy fuerte incluso para quienes ya estamos persuadidos del peligro de un encierro.

Perdomo dijo...

Javier, me resulta muy difícil situar el término medio. Como lector, creo que por una parte el suceso de hoy no resiste la comparación con Vietnan y aquellas fotos. Lo que ahora se define como la brutalidad de los encierros era hasta ayer un partido de fútbol para los medios y así se narraba, imagino que a falta de partidos en estas fechas: duración de los encierros, características de los toros, parte de lesiones, la belleza plástica de la fiesta, la cultura, etc. Unas horas después se transforma en horror y entonces se recurre a comparaciones con masacres y guerras. No verás reflexiones del tipo "joder, ¿no habremos estado nosotros haciendo apología de esta brutalidad?"

¿Qué persigue una foto como las que muestras de Vietnam? Dar a conocer la brutalidad de la guerra y tratar de minimizar sus consecuencias o en último término detener la barbarie. ¿Qué se persigue con la foto de Daniel Jimeno?, ¿detener una fiesta que se alienta y se seguirá alentando tras la foto? Si es una foto-denuncia, como tantas otras recientes (Irán, Honduras...) entiendo que el medio no va a alentar el hecho que denuncia. Si no es una foto-denuncia, ¿qué clase de foto es? A mí, como lector, me desconcierta porque no sé qué fin se persigue... La foto de un atentado de ETA puede perseguir retratar la realidad y concienciar/sensibilizar, pero no entendería una foto de un muerto por ETA publicada por un medio que no condenase esa violencia y por contra la promoviese... ¿Me explico?

JeCabrero dijo...

A mi me parece una hipocresía que algunos medios se hayan hecho hoy defensores a ultrajanza de las caras tapadas, cuando ellos son los primeros en poner los rostros desalmados -literalmente- del pobre de turno que ha sufrido en sus carnes un terremoto. O del niño tuerto en la guerra. O de la madre sostendiendo el cadáver de un bebé... ¿Qué pasa? ¿Unos sí y otros no? ¿Si les suena a lejano mandan a tomar viento la deontología? ¿Hay muertos con más clase?

Hay queda eso.

Jack Daniel's dijo...

Javier: la necesidad de publicar unas imágenes la marca la relevancia pública. Creo que, en este caso, aunque sólo sea para denunciar la brutalidad de esta práctica, son más necesarias que nunca. Se trata de mostrar la cara amarga de una tradición que no está acorde con los tiempos que vivimos, de unas fiestas populares que tienen un lado oscuro por el que siempre queremos pasar de puntillas. Y sobre todo, porque si no se hace desde esa óptica no entiendo su publicación, porque marca la postura del medio frente al acontecimiento, a pesar de que alguno tiren luego de hipocresía para no entrar en el tema.

Anónimo dijo...

Es un deber de los medios publicar estas imágenes. Ponen en cuestión el espíritu de esta fiesta, tan salvaje como lo fue su apologista Hemingway.

Enrique dijo...

La veracidad explícita de una foto, o dicho de otro modo, su no mutilación para anestesiar los sentimientos del lector, oyente o telespectador, tiene como propósito dejar libertad de reflexión a quien recibe la noticia. En unos casos le mostrará la crueldad de la guerra, en otros, los efectos del alcohol o la velocidad en carretera, los estragos del tabaco, las imprudencias corriendo los sanfermines, etc... No se trata de comparar las fiestas de Pamplona con la guerra de Vietnam sino de que las personas sean informadas sin filtros paliativos de las consecuencias de sus actos.

Mariquilla Sinembargo dijo...

"El rostro de la muerte", vale pero el debate está en "el rostro de un muerto" (osea: ser humano, con sus derechos a la privacidad, su familia, etc...) Leo, admiro y respeto las opiniones en estos comentarios pero sigo sin tener clara mi opinión.

Un abrazo a "posteador" y "comentaristas"

Fernando dijo...

La foto no es mas fuerte que otras muchas fotos de muerte que vemos en los diarios a diario.

Para mi la única diferencia es que esta persona es española y no ha muerto por conflicto ni por agresión, sino que ha muerto divirtiéndose, algo que en nuestro imaginario dice que no debería de pasar, porque las diversiones son para pasarlo bien, no para morirse.

Por eso esta polémica. Por lo demás, es un muerto mas de los que vemos a diario, ¿no?

No veo porqué de tanta polémica

Laura dijo...

Sí, el periodista debe informar con toda la crudeza de la realidad, pero con toda la delicadeza que exije el dolor de quien quería a ese hombre, por ser su familia, amigo/a o conocido/a.n realidad la reflexión es que es absurdo que el disfrute sea hacer sufrir un animal,arriesgando la propia vida corriendo delante de él, porque creo que la vida tiene muchos más alicientes, que un espectáculo injusto de sufrimiento innecesario.
La cuestión no debe por tanto centrarse en los periodistas y en lo que mostraron o no, lo que escribieron o no, sino en algo mucho más importante que todo esto:
Ha muerto un ser humano por nada, y un toro ha sufrido por nada, y lo peor es que éste hecho no detendrá el año que viene a nadie, se seguirá corriendo en los San Fermines, y otro hombre o mujer anónimos resultarán heridos o muertos, y otro animal será torturado, pero no se habrá aprendido nada, que es lo que nos debería preocupar y mover a la reflexión.
No me gustan los espectáculos violentos. No me gusta que sufran los animales por puro juego de algunos. Tampoco me gusta que un ser humano muera por la razón que sea, y mucho menos aún porque ebrio, quería demostrar o demostrarse a sí mismo que era muy valiente, en una carrera ilógica hacia la muerte.
Me da tristeza leer que el centro de la polémica, sea cualquier otra cosa, porque realmente, para una familia destrozada ¿es eso lo importante?

Perdomo dijo...

Amigos Javier y Enrique, el verdadero debate debería ser "fiesta sí, fiesta no", pero con la valentía con la que nunca se ha abordado; creo que ése sí es un debate que demanda una sociedad que presume de progreso y denuncia fiestas similares en otros países, y una oportunidad para dignificar la profesión y reivindicar un papel perdido.

Recurrir a la foto como debate, cuando no verás una foto tan explícita como la de Daniel en las portadas del 12 de marzo de 2004 (casi 200 muertos), es escurrir el bulto y la responsabilidad. La valentía, para mí, no es publicar una foto que te hará vender ejemplares sino atreverte a plantear oposición a una fiesta tan arraigada.

Rosa J.C. dijo...

Perdomo, ¿tú crees que eso vende más periódicos?

Yo me sorprendí mucho al enterarme de que las fotos de Berlusconi hicieron tener más visitas en la web pero NO se vendieron más periódicos... Sorprendente, al menos para mi. ¿Les merece la pena gastarse un pastón en comprar esas fotos? Pues sí, se trata de hacer periodismo, no sólo dinero. Los periódicos, al menos el mío, no sólo tienen como fin ganar pasta.

Perdomo dijo...

Rosa, no te quedes sólo con esa parte de mi comentario; que se vendan más periódicos o se sirvan más páginas, para el caso, es lo mismo. ¿Por qué se omitieron las fotos más explícitas del 11M?, ¿por qué se patrocina una fiesta y acto seguido se publica una foto para denunciar su brutalidad?, ¿cuál es la finalidad de esta foto?, ¿oponerse a las fiestas?, ¿tratar de evitar que mueran más mozos?, ¿dónde está el debate valiente en torno a este tipo de espectáculos?, ¿por qué los medios y los periodistas escurren el bulto y desenfocan la realidad?

Yo no tengo las soluciones, Rosa. Respeto enormemente la labor de periodistas y fotoperiodistas; lanzo esas preguntas al aire simplemente para alimentar el debate, pero el que yo considero verdadero debate: "la muerte no es un Madrid-Barça".

Todos los que estamos en este hilo de comentarios sabemos que dentro de 100 años no se utilizarán animales con la fiesta como excusa. ¿Vamos a esperar 100 años para criticar estos espectáculos o al menos plantear ese debate, cuando tenemos la ocasión de dignificar la profesión anticipándonos? Publicar o no publicar la foto no es sino una cortina de humo sobre el incendio. Yo, como lector, quiero ver a los periodistas, tanto taurinos como anti-taurinos, plantear estas cuestiones en voz alta y primera página; la valentía no es criticar a un dictador cuando muere y publicar entonces su foto sino ponerle en cuestión en vida, aunque una parte de la audiencia te dé la espalda.

Rosa J.C. dijo...

No es un Madrid-Barça. Es un espectáculo fuera de lo normal en el que se baraja que la muerte haga presencia. Es crudo pero es así.

No creo que se pongan las fotos para denunciar nada.

Lamentablemente, más páginas vistas no hacen que sobrevivamos mejor que cuando se venden más periódicos. :(

Laura dijo...

Estoy de acuerdo con Perdomo.Cuando la mujer Iraní afincada en Barcelona Ameneh Bahrami, iba a cumplir su venganza contra su novio mutilador en Irán, todos los medios condenaron el hecho y la vigencia de la Ley del Talión, y creo que fue normal que lo hicieran, porque es inconcebible. La ablación también es condenada por todos los medios de comunicación, y también debe serlo. Así sucede con muchas tradiciones que nos causan repulsa ¿En qué se diferencian los encierros taurinos, si el toro es torturado y los que corren delante de él pueden morir o ser heridos? Creo que hay una canción de Pablo Milanés que lo explicaría: la vida no vale nada...Pues eso, si ahora los que no están de acuerdo con lo ocurrido y con que siga ocurriendo no dicen no, publicar la crudeza de la imagen de la muerte no habrá servido más que para alimentar estériles polémicas,sobre hasta dónde debe llegar el periodista.Atahualpa cantaba que lo primero es ser hombre y lo segundo poeta. Los periodistas también son seres humanos antes que cronistas.

Vanis dijo...

Javier y comentaristas: Me parece que se ha generado un debate sumamente interesante aquí pero que merece dos apartados.

Por un lado el hecho periodístico de la publicación de la foto de alguien a punto de morir. Honestamente, no tengo una respuesta certera para afirmar si "está bien o está mal" mostrar a un ser humano en esa situación, pero somos periodistas y es difícil dejar de mostrar lo que sucede.

Por otro lado, la realidad es que pareciera que duele mucho más al lector cuando esa persona pertenece a nuestra sociedad. Lamento decirlo pero es así. Pasa en todos lados. Hace algunas semanas todos veíamos en primera plana la muerte de la chica iraní y luego algo similar en Honduras.
Desde hace años venimos viendo imágenes terribles imágenes de genocidios infantiles en medio oriente, áfrica o los balcanes.
Pero ojo, cuando vemos el rostro de la muerte en uno de los "nuestros" nos rasgamos las vestiduras.
Acá en Argentina nos horrorizamos con los rostros escuálidos de los niños ruandeses y pocas veces mostramos nuestros desnutridos de Santiago del Estero...

Aquí es cuando el ser humano nos choca con el ser periodistas y la ètica nos puede jugar una "mala" pasada.
En fin, cuesta decidir lo indicado.


Pero, no quiero dejar de referirme al segundo punto de este debate y que coincido con Perdomo se tiene que plantear. ¿Qué hacer con este tipo de espectáculos donde la muerte sobrevuela cada vez?. Podemos hacer una larga lista de estos eventos peligrosos donde, la verdad, pese a la tradición y cultura que contengan y a la pasión que despierten en multitudes muestran una crueldad y un peligro innecesario.

Marilín dijo...

Totalmente de acuerdo con Perdomo.

¿Ponemos la foto porque queremos realismo y queremos que la audiencia sepa cuál es la brutalidad de una guerra y un encierro, y luego no nos atrevemos a plantear la cuestión en voz alta de que en España todavía tengamos un espectáculo donde se tortura a un animal, porque es un negocio que mueve millones?

En efecto, las fotos no se ponen para denunciar nada. Ése es el problema.

Laura dijo...

Referente a lo que dijo Vanis, no es que nos duela más lo que suceda en nuestra sociedad con uno de los nuestros, es que no podemos cambiar lo que sucede en otros lugares, pero tal vez aquí, en nuestro país, nos sea más fácil intentar cambiar lo que no nos gusta, o al menos pronunciarnos al respecto, y poder decir no, aunque no sirva de mucho, salvo de no seguir siendo cómplice de la violencia,sea del género que sea.

Rosa J.C. dijo...

Vanis, ahora que te veo por aquí... Cuando estuve en Argentina hubo un tío que se voló la tapa de los sesos en tv. Yo lo vi. Lo repetieron mil veces.
Me llamó un montón la atención.
http://www.rosajc.com/2008/11/27/suicidio-en-vivo/

Me encanta encontrarte por aquí.
Pd.: No trato de decir que los medios allí son mejores o peores, sólo que al verte por aquí, me acordé.

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Insisto el verdadero debate y la denuncia es el porqué de estos lamentables espectáculos, no el de foto sí o foto como señala Perdomo. Cada medio actúe en consecuencia de su debate interno y sus normas éticas. Rosa el periodismo es un negocio por encima de otros intereses y el medio para el que tú trabajas pienso que no es una excepción.

Vanis dijo...

Rosita, sí recuerdo bien aquel hecho. Se trató del ex-policía en épocas de la dictadura llamado el "Malevo" Ferreyra, acusado de crímenes contra los derechos humanos.

Efectivamente esta persona acorralada x la policía que lo iba a detener se mató frente a las cámaras de un canal de TV. Y la verdad es que hubo gran polémica por el asunto de la transmisión y reiteración de las imágenes.

Los entes estatales de control prohibieron reproducir las imágenes del suicidio, pero también hubo periodistas que criticaron estas medidas señalando que: "la muerte tiene un enorme caudal informativo, más que ninguna otra cosa. Entonces, sancionar su emisión fuera del horario de protección al menor suele ser una hipocresía...Por su puesto que eso puede herir la sensibilidad de mucha gente. Pero la posibilidad de cambiar de canal existe”.

Perdomo dijo...

Voy a precisar un poco más mi postura antes de continuar. Yo no soy contrario a la publicación de imágenes explícitas de violencia y o muerte. Estoy en contra de la exhibición de la muerte sin un fin claro como en este caso; en la utilización de la imagen de la muerte de una persona cuando se fomenta y no se cuestiona el hecho de fondo. Decís "¿duele más la foto porque el muerto es nuestro?" y yo pregunto "¿la fiesta es incuestionable sólo por ser nuestra fiesta?".

Me gustaría que los periodistas os mojaseis más; si habéis bajado a la arena a debatir, debatid, no os limitéis a pasar para defender las acciones de los medios para los que trabajáis ;) No paséis de puntillas, no os quedéis en lo anecdótico ni escurráis el bulto. Las fotos de una matanza se publican para suscitar el debate sobre la masacre en sí; no eludáis el ejercicio de debatir sobre el hecho de la muerte de Daniel en vez de centrarlo en los píxeles sobre su rostro.

Rosa, un hecho aislado en Argentina puede ser tan condenable como el que juzgamos ahora, no exime de culpa (si la hubiere) a los culpables (ni de aquí ni de allá); nadie está juzgando aquí la labor de El País. Por otra parte, calificar los sanfermines como "un espectáculo fuera de lo normal en el que se baraja que la muerte haga presencia" y tratar de que eso sea un argumento de defensa es tan vago como "la lapidación es una práctica fuera de lo normal en el que se baraja que la muerte haga presencia" (ojo, estoy siendo extremista a conciencia).

En la era de lo digital, muchas son las industrias que andan a la busqueda de nuevos modelos de negocio; la "fiesta nacional" y sus derivados regionales son un negocio muy lucrativo (del que la muerte forma parte como dice Rosa). Quizá ha llegado la hora de encontrar nuevos modelos de negocio, ¿no es ése el verdadero debate?

Mariquilla Sinembargo dijo...

Interesante todo.

Creo que los medios que han publicado la foto en absoluto condenan o siquiera cuestionan los encierros. Es un muerto en la carretera. No se condena que conduzcas: se pide (como mucho) que lo hagas con prudencia porque esto te puede pasar a ti.

El debate pues sobre si los medios deberían posicionarse sobre los san fermines no creo que se haya planteado en ninguna redacción (hayan o no optado por publicar la foto) ¿Que deberían hacerlo? Eso (creo) es otro cantar.


Personalmente opino que con publicar la imagen, los medios, pese al título de este estupendo post, no dan la cara: simplemente enseñan el rostro de un moribundo. Y tampoco enseñan el "rostro de la muerte". Enseñan el rostro de un muerto, que no es exactamente lo mismo. Que eso esté o no bien, es (también) otro cantar.

Insisto en algo que, desde 1994, me tiene patidifusa. ¿Sólo lady Di tiene derecho a la no explotación de su imagen pre-mortem? Pregunto, simplemente pregunto.

Por otro lado entiendo que hay imágenes del horror (como las que incluye Barrera en el post) elevadas a la categoría de símbolo o metáfora de la destrucción y sus consecuencias sobre el ser humano. Pero creo que el FACTOR TIEMPO también es importante. El video estaba en la calle con el cadáver todavía calentito y con los familiares sin haber sido informados. La inmediatez introduce un nuevo elemento de análisis que antes no existía. No se trata pues solamente de publicar o no publicar sino también de CUÁNDO hacerlo.

¿Qué hubiese hecho yo? No publicar ese primer plano, aunque no diré que los que sí lo han hecho hayan obrado mal. Simplemente estimo que no aporta nada informativamente hablando hacer ese "zoom". Hay tomas más alejadas que retratan la crudeza del momento sin necesidad de poner la lupa en el gesto del pobre chaval. Descanse en paz y fuerza pa su familia.

Un abrazo a todos y todas.

Laura dijo...

Las imágenes sólo revelan la realidad de lo ocurrido, eso es informar, el problema es:

¿Y ahora qué? ¿quién se atreverá a decir basta de muertes humanas y de torturas animales?

Perdón por mi intrusismo, ya que no soy periodista,pero conozco el precio de la dignidad en otro ámbito y creo que la clave está aquí:

http://www.youtube.com/watch?v=0nzFm7BqUJo

Buen día para todos.

JJ dijo...

Esa foto, como la de hoy, resultan aparte de estremecedoras, profundamente desagradables. Si antes de enseñar el cuerpo desnudo de alguien se toman todo tipo de precauciones, "Not Safe for Work", y todo eso, ¿no se podría tomar algún tipo de medida técnica para que quien no desee ver este tipo de imágenes, no las vea?

Sargento Crítico dijo...

Salvando todos los terminos de respeto humano tengo que decir que FOTO SI. FOTO SIEMPRE. Un adulto muerto y en la calle. A diario vemos fotos asi. Ahh si, a mi jamas me pasara eso, no participo en ese tipo de celebraciones cavernicolas.

Dawson dijo...

Curioso, aún no he leído nada sobre este tema que haga referencia al autor de la fotografía.

En el fondo todo es un cuestión relativa al ser humano. Nada tiene que ver con la 'fiesta', ni siquiera con el periodismo. Admiramos el éxito de nuestra especie y desechamos su fracaso. Tememos a la muerte y la queremos lejos. Me pregunto qué pensarán los médicos que a diario la tienen tan cerca y a los que la sangre, al contrario de lo que me ocurre a mí, no les asusta. Y que cada día se enfrentan a rostros agonizantes como el de la famosa foto. Su visión debe ser bien distinta a todo lo que he leído y seguro que aprenderíamos de ell@s, periodistas y no periodistas.

Un día tuve que hacer unas fotos de un accidente de tráfico, con tres cadáveres tapados sobre el asfalto. Mi miedo a la muerte y mi asco por el morbo amarillista me hizo 'alejarme' pero mi razón periodística me abstrajo y el dedo no cesó de hacer 'clicks' a una distancia prudente que no reflejase la cruda realidad pero que tampoco la escondiese del todo. Aún no sé cómo fui capaz de hacerlo, pero lo hice. Con el cuerpo descompuesto, pero lo hice. Quizá las sábanas blancas ayudaron. No había rostros, como en el caso del encierro. Las personas queremos saber, sin embargo no queremos ver, nos asusta ver la verdadera realidad, comprobar cómo es el rostro de la muerte. Por eso, miramos de reojo o con los manos abiertas sobre nuestra cara, como cuando vemos una película de terror por primera vez.

Rosa J.C. dijo...

Estoy con Dawson.

Contesté a Perdomo cuando me lo requirió en mi blog pero creí que iba por otro lado.

Si es un debate sobre la foto, perfecto, pero os digo una cosa que he dicho montones de veces. NO PIENSO INTERVENIR EN UN SOLO DEBATE "TOROS SÍ / TOROS NO". Si me buscais para eso, no me encontrareis. No sólo me aburre, sino que me siento bastante incomprendida por gente a la que aunque se crea autorizada para tacharme de muchas cosas todavía aprecio. En ocasiones la ignorancia puede ser muy osada, tanto como para llamar cavernícola sin saberlo a gente como Lorca, Picasso, Miguel Hernández, Buñuel... Que me lo llameis a mi, en el fondo, me da lo mismo.
Nunca trato de hacer proselitismo con los toros ni convencer a nadie de nada. ¿Es tan difícil pediros el mismo respeto que yo os tengo? Y, añado, no era ese el debate. Para vuestra información el encierro no tiene nada nada nada que ver con lo que pasa en la plaza.
Perdomo, con lo de la lapidación te has pasado bastante, pero no entro en argumentos demagógicos.

El problema es confundir personas y animales. Quedais con vuestra versión Disney de la realidad. Esa en la que se da por válido que los animales sonrien, que un león no es fiero, que un ratón tiene como mascota un perro naranja...

Tengo mucho y mejor que hacer que gastar mi tiempo en eso. Lo siento si esperábais otra cosa de mi. No me espereis más en este debate. Contestaba a los planteamientos de Barrera, no a lo que habeis ido planteando después. Me interesaba el debate periodístico, pero claro, aquí de periodismo, "todos sabemos" y decimos...
Yo, que tanto creo que en el periodismo ciudadano, en ocasiones me sorprendo con la osadía de muchos.

Mariquilla Sinembargo dijo...

mi modesta opinión:

Yo entré aquí a debatir por qué razones periodísticas unos deciden publicar la foto y por qué razones, diferentes pero también periodísticas, otros decidieron no hacerlo.

Partiendo de que en periodismo, como en la vida, nada es blanco ni negro, estos debates me encantan y enriquecen.

Dicho esto, entrar en otro tipo de debates a mi, como periodista, no me interesa.

A parte me sorprende que algunos digan que tenemos que informar y punto, al tiempo que nos piden que (en calidad de periodistas) nos posicionemos sobre algunos temas.

No. Exíjanme criterio periodístico pero mis opiniones sobre ciertas historias que rebasan los derechos humanos y valores democráticos que me permiten ejercer mi profesión, entiendo que (como el color de mi albornoz) pertenecen a mi vida privada y no a la profesional. No tengo por qué tener una opinión periodística al respecto.

Como periodista paso de posicionarme en esas historias. Como persona sí. Pero no lo haría aquí. Buscaría otro foto y otro debate más adecuado.

PD: NADIE ME VA A RESPONDER A LO DE LADY DI???? (LLEVO DESDE EL 94 CON ESTO :-)

Un abrazo a todos y a todas. De verdad

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Como persona no me gustaría ver a ningún ser querido en una circunstancias como esta. Como periodista si tengo una cámara en mis manos hago la foto. Vivimos esa contradicción y nadie nos va a librar de ella mientras una de las opciones no pese más que la otra o no exista un código ético en la profesión que regule el tratamiento para este tipo de acontecimientos y todos lo acepten.

Por cierto Rosa, aunque no quieres entrar en ese otro debate, que Lorca, Picasso, Miguel Hernández, Buñuel..., a los que admiro y fueron geniales como artistas, no dejan de ser personas con opiniones en las que pudieron estar equivocados y que como en el caso de los toros para mí sí son cavernícolas.

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Como persona no me gustaría ver a ningún ser querido en una circunstancias como esta. Como periodista si tengo una cámara en mis manos hago la foto. Vivimos esa contradicción y nadie nos va a librar de ella mientras una de las opciones no pese más que la otra o no exista un código ético en la profesión que regule el tratamiento para este tipo de acontecimientos y todos lo acepten.

Por cierto Rosa, aunque no quieres entrar en ese otro debate, que Lorca, Picasso, Miguel Hernández, Buñuel..., a los que admiro y fueron geniales como artistas, no dejan de ser personas con opiniones en las que pudieron estar equivocados y que como en el caso de los toros para mí sí son cavernícolas.

Perdomo dijo...

Yo no he introducido el posible debate sobre la fiesta de forma baladí; lo he hecho porque considero que si no se discute sobre el hecho que llevó a Daniel a morir, de poco sirve haber publicado su foto. Cuando un tren arrolla un vehiculo en un paso a nivel, se debate sobre los pasos a nivel; cuando un chico se suicida por acoso escolar, se debate sobre el acoso escolar. Aquí he visto foto y no he visto debate. El posicionamiento que pido, a poco que se quiera entender lo que escribo y no utilizar mis palabras para sacar de contexto y llevar la discusión a un callejón sin salida, no es sobre los toros sino sobre la necesariedad de abrir debates desde los medios. No soy periodista, pero no soy tonto. Se ha pedido mi opinión y la he dado. "Foto, sí, pero con debate. Si no, la foto al cajón."

Lo que digan Lorca, Hemingway o Miguel Hernández a pesar de haberles leído a todos y admirarles como escritores, me da exactamente igual; tengo mi propia opinión y no apoyo mis argumentos en las afirmaciones de otros. Si me dejase llevar por eso, como admiro a Orson Welles y éste afirmaba que los vascos no son españoles, defendería que Euskadi no es España.

Rosa, a mí este debate no me divierte como afirmas. Al contrario, me entristece enormemente ver que en pleno siglo XXI, tratar de suscitar determinados debates es motivo de enfrentamiento en una sociedad que se tilda de moderna y entre personas tan conectadas al mundo. Siento haberte hecho perder tu precioso tiempo o tratar de darte lecciones desde mi ignorancia de la profesión. Javier pidió la opinión de los lectores, yo di la mía gratuítamente como tú entraste sin que nadie te obligase. Aquí finaliza mi intervención en este hilo.

Un abrazo para tod@s

Laura dijo...

Creo que no se debe terminar así éste debate, porque los periodistas escriben para los lectores y éstos leen lo que escriben los periodistas, son dos caras de la misma realidad que es la información.Cada uno expresamos lo que creemos y defendemos nuestras ideas, y eso es importante, porque sin ello no hay diálogo.Cada uno se implica de un modo u otro en lo que cree justo, y eso es lo que ha quedado claro. En nuestra parcela seguiremos haciendo lo que creemos que debemos hacer,pero en modo alguno debemos callarnos o sentirnos molestos por los que otros opinen, pues esa debe ser la libertad de expresión, y si nosotros mismos nos la coartamos, apaga y vámonos. Estamos aquí, por azar, pero ya que estamos, no acabemos como el rosario de la aurora, porque sino, creo que no sólo no habrá servido de nada implicarse en dar nuestros pareceres,sino que encima habrá generado innecesarias y absurdas tensiones.
Yo también me sentí de más hace un rato, Perdomo, pero pensé que soy lectora y que un periodista sin lector no existe, de la misma forma que sin periodista no hay información. Posiblemente yo también haya podido crispar el debate, aunque no era mi intención.
Espero que seamos todos tolerantes y seamos capaces de diverger, sin dejar por ello de opinar.
Saludos y perdón a Javier por los epistolarios...

Anónimo dijo...

Hola Javier.Hablas de vuestras herramientas "la etica" y que se tratara con delicadeza y respeto.
Y yo me pregunto,donde esta la etica en las imagenes de las tv y la delicaleza y el respeto.
Yo no lo veo por ningun sitio,solo veo caja y audiencia.
Si repetir la imagen una y otra vez,a camara lenta,adelante atras y otra vez,eso es etica y respeto
yo no lo entiendo.

Enrique dijo...

Las fotografías sirven para alimentar los debates que se quiera. No soy partidario de omitir la realidad captada en circunstancias trágicas. Los toros, las guerras, el maltrato de las mujeres, el hambre de los niños, la enfermedad en el tercer mundo, TODO DEBE DOCUMENTARSE y no es justo que haya quien escamotée la verdad para no herir sentimientos de quienes ven los documentos. A fuerza de no estropear el almuerzo de algunos, llegamos a creer que la vida es como en el cine donde hemos visto morir miles de indios que atacan la diligencia o de nazis en pelis de la segunda guerra mundial. La niña corriendo desnuda medio quemada por el napalm hizo más en contra de la guerra de Vietnam que todos los políticos y religiosos juntos. La foto del buitre esperando para despedazar al niño moribundo en África debe de predisponernos a ayudar al Tercer Mundo en su miseria. Hablaba Barrera de enseñar o no ciertas fotos y os habéis aprovechado para iros a "toros si o no". ¿Con qué os apoyáis para atacar las corridas de toros si no es con las fotos que criticáis? Las más exitosas campañas de prevención de accidentes de carretera han sido siempre las que mostraban muertes tremendas, con actores, pero espeluznantes.

UA-2404442-2