Periodismo Ciudadano: El valor de las fuentes, la fuerza de la Web 2.0

24 de enero de 2011




Todavía estoy sobrecogido.
Las imágenes en las que un grupo de jóvenes apalean (no apalizan, como había escrito y me han corregido) a otro en las calles de Granada me ha dejado tocado por dentro. El salvajismo es indescriptible.

Gracias a un ciudadano, tenemos
el testimonio de una noticia que debe genera debate en el seno de nuestra sociedad. Y gracias a este ciudadano, tenemos un testimonio de primera mano... grabado en vídeo.

Ya decimos en este blog que la noticia está en la calle y también está en la web. Y en la web nos hemos enterado. Ha sido
José Enrique Cabrero, quien la ha detectado en la portada de Meneame, ha visto el vídeo en Youtube y ha puesto en marcha la máquina informativa, como nos gusta decirnos en 'modo coña on'.

Este trabajo nos ha llevado a publicar el vídeo y elaborar una noticia que a las 21 horas de esta tarde ya supera el centenar de comentarios.

Está claro que
el llamado Periodismo Ciduadano puede convertirse gracias al filtro de una redacción en fuentes informativas de primerísima mano, de calidad, y encima multimedia.

Pero siempre tendremos que tener a un
José Enrique Cabrero detectando la web, a una María Victoria Cobo rastreando por los rincones para publicar un reportaje para la edición impresa de mañana (la tengo a la izquierda y su teléfono echa humo) que desvele todas las claves posibles y necesarias que permitan contextualizar este suceso.

En este caso concreto, sorprende el compromiso del autor, que quiere que la Justicia, y aporta el vídeo como prueba, persiga a los autores de la paliza.

Creo que estamos ante un ejemplo de los que hacen 'clik'. De los que a las buenas ponen sobre la mesa todo el poder de las Nuevas tecnologías y de la Web 2.0 en su mejor versión: la que puede servir para que este tipo de actos no se repitan. Para que se castigue a los culpables. Para que se esclarezcan lso hechos. Para que se desvanezca la impunidad.

Y todo esto ha comenzado con un vídeo en YouTube, con una portada en Meneame, que hemos seguido convenientemente en Ideal.es

UA-2404442-2