Greenpeace: Algo huele a podrido en Dinamarca

19 de diciembre de 2009

Escribía Shakespeare en Hamlet que "algo huele a podrido en Dinamarca". El insigne Príncipe de las Letras inglesas ya la clavó, pero en descargo de las islas danesas y de la península de Jutlandia, he de decir que los daneses son buena gente. En Sevilla conocí a los 'rolligans', la hinchada danesa, que al contrario que los 'hoolligans' son educados y tremendamente divertidos. Eso sí, igual de borrachos. Les eliminamos con gol de Fernando Hierro y no se produjo ni un solo incidente.

He viajado a Dinarmarca varias veces. Conozco su capital, Copenhague y la he liado parda en el Woodstock, el mítico café de Christiania, el territorio libre dentro de la capital con sus propias reglas. Último reducto mundial del movimiento hippy. Es una gran comuna donde las leyes las ponen ellos mismos, y el Estado danés los respeta y los protege. Esto último es muy importante.

He estado en sus dos museos de la pornografía, que cuando los vi me resultaron cándidos hasta que el guía nos explicó lo siguiente: "La diferencia es que desde el siglo XIX ha habido pornografía en Dinamarca. Y la seguirá habiendo en el futuro. Este es un país de libertades. Cosa que en sus respectivos países igual no pueden decir lo mismo".

Recuerdo que saliendo de Christiania, con una cogorza politoxi monumental, un madrileño que conocimos que iba agarrado a una sueca tremenda nos dijo, mientras cruzábamos una Copenhague desierta y nocturna. ¿Veis ese coche de la policía? Pues ahora mismo le va a multar a esa bici. En efecto, llevaba fundida la luz y le multaron. Me recordó a aquella otra escena en Alemania, no recuerdo si en Berlín o en Hamburgo, cuando con un par de birras más de la cuenta (éramos veinteañeros) paseábamos la ciudad, también nocturna y desierta. Llegamos a una gran avenida y unos punkis punkarrones se encontraban firmes ante el semáforo colorado pese a que no pasó ni un solo coche durante toda la espera. Flipábamos.

Pero es la experiencia que me llevo. Son países de gente libre de antes, de hoy y de después, pero sus normas son severas. Nosotros, los mediterráneos, no acabamos de entenderles ni de entenderlas del todo. Por eso estamos un poco noqueados con que al compañero de Greenpeace le haya caído la del pulpo por una protesta 'de salón'.

Por eso, hay que protestar. Los daneses entiende muy bien las protestas.

Hagamos ruido, que les molesta.

Y digamos que se han pasado. Que vuelven a oler a podrido cada vez que aplican a rajatabla unas normas que si acaso están hechas para ellos no lo están para todos nostros. Y si quieren vivir aislados que no organicen cumbres mundiales. Las ciudades que albergan estas reuniones internacionales deberían ser declaradas zonas neutras, zonas mundiales, con jurisdicción diferente, para acoger todo tipo de sensibilidades. Como la de Juantxu.

ACCIONES
Únete en la red social Kedin.es a la kdd que se está organizando en protesta. Es en la plaza del Callao. O al grupo que hay en Facebook. En Twitter pon la etiqueta ##freejuanlopezdeuralde



MÁS INFORMACIÓN:
El director de Greenpeace España, Juan López de Uralde, permanecerá en prisión preventiva en Copenhague por peligro de fuga hasta el próximo 7 de enero de 2010, y será juzgado de delitos de penados con hasta seis años de cárcel, según informaron fuentes de la organización.

El activista español lleva detenido desde la noche del jueves por la acción llevada a cabo durante la cena que la Reina de Dinamarca ofreció a los jefes de Estado y de Gobierno que acudieron a la Cumbre del Clima de Copenhague.

Concretamente, López de Uralde ha sido acusado de falsificación de documentos, pretender ser una autoridad jurídica y entrar sin permiso en un lugar privado y alterar un acto con presencia de la Reina. La policía danesa detuvo al ecologista, después de hacerse pasar por jefe de Estado, ataviado con traje de gala y desplegar una pancarta en la alfombra roja del Palacio de Chirstanborgo en la que podía leerse 'los políticos hablan, los líderes actúan'.

NOTA:
Créditos de la información
COPENHAGUE, 19 (de la enviada especial de EUROPA PRESS María Pin)
Créditos de la fotografía
Greenpeace activists are led away by security staff after displaying a sign before an official state dinner hosted by the Danish Queen at Christiansborg Palace in Copenhagen, for the heads of state attending the United Nations Climate Change Conference, December 17, 2009.
REUTERS/Scanpix/Jens Norgaard

2 comentarios:

irmahoerner dijo...

keep update, please..bless you!!..................................................

Manuel Guisande dijo...

Anda, alegra la vida y Feliz Navidad. A ver si te gusta esto más que el turrón, Un abrazo

http://blogs.lavozdegalicia.es/manuelguisande/2009/12/14/contra-la-competencia-desleal-reyes-si-noel-no/

UA-2404442-2