El Periodismo, de luto
En la muerte de José Villena
Corresponsal de Ideal durante 40 años

22 de noviembre de 2009

"Barreraaaaaaaaaaaaaaaaaaaa". Cada vez que José Villena llamaba a la centralita de IDEAL y me pasaban con él oía mi apellido pronunciado por este corresponsal de Ideal durante cuarenta años que alargaba la a 'ad infinutum' porque sabía dos cosas. La primera era que tenía a sus ochenta años una voz privilegiada. Un trueno, gutural, profunda y elástica. Lo segundo era que todos, absolutamente todos en Ideal, separábamos nuestra oreja del auricular porque bramaba a un nivel impresionante. Sabías siempre que era Pepe Villena el que llamaba desde Padul porque quien atendía la llamada tenía su oreja despegada del auricular el correspondiente y necesario medio metro.

Pepe Villena, después de casi veinte años, también era mi amigo. Nos teníamos cariño, qué cojones. Habíamos hecho nuestros temitas juntos, allá en su querido Valle de Lecrín y siempre me llamaba para que le publicara sus notas de corresponsal de pueblo, "que si no se me enfadan en el pueblo, Barreraaaaaaaaaaa", me decía socarrón y pícaro.

En Ideal estamos orgullosos de tipos como José Villena. Con gente como Pepe podíamos decir en cualquier parte que "Ideal es el único periódico del mundo que tiene un corresponsal en Nueva York (Mercedes Gallego) y uno en Padul (José Villena)". Y que precisamente de esta dualidad nace el poder y la marca que tan buenos frutos nos ha dado a día de hoy.

Me pregunto, me pregunto, me pregunto si podremos seguir diciendo lo mismo a partir de hoy.

Os dejo con una imagen de José Villena en la entrada de Ideal, ante el cuerpo de rotativa antiguo, que le imprimió cientos de notas, crónicas, críticas, artículos, reportajes, noticias, fotografías y entrevistas. Os dejo también con el obituario que Rafa Vílchez, nuestro corresponsal en la Alpujarra, ha escrito y que publicamos mañana.

Ciao, amigo. Hoy toca llorar tinta.



El corresponsal más veterano de IDEAL

El pueblo de El Padul ha perdido a uno de sus seres más queridos: el maestro de escuela, el escritor, el cronista y el más veterano de los corresponsales de IDEAL, José Villena. Su muerte supone una gran pérdida para el periodismo y la comarca del Valle de Lecrín.

Ayer, el corazón de José Villena dejó definitivamente de latir. Una muerte que de seguro ha sido muy sentida por todos los que tuvieron la dicha de conocerlo, comprenderlo y quererlo.

Quienes convivieron con José Villena saben que era un hombre religioso, listo y simpático. Con su triste pérdida, El Padul se queda sin su mejor y más veterano comunicador y promocionador.

José Villena, que también colaboraba con el periódico mensual El Valle de Lecrín, escribía con gran maestría y destreza de multitud de asuntos: sobre fiestas, tradiciones, anécdotas curiosas, recuerdos, protestas vecinales, personajes singulares, política…

A José Villena le encantaba conversar con sus amigos cerca de la antigua estación del tranvía. Sabía de todo. Era un hombre cabal. Residió durante muchos años en la antiquísima Casa Grande o Casa Castillo de los Condes de Padul (del siglo XVII). Era un pozo de sabiduría.
Muchos de sus familiares son profesores, escritores e historiadores de gran relevancia. Y él, durante casi medio siglo, ha sido colaborador de IDEAL. Y se sentía muy orgulloso de ello.

«Vílchez, hasta que Dios quiera seguiré mandando crónicas a IDEAL. Me encanta esta labor», me decía cuando yo lo veía en su querido pueblo. A José Villena le encantaba su terruño. Adoraba los pasos de Semana Santa que salen en Viernes Santo, las fiestas en honor a San Sebastián, tradición que él sostenía que se remontaba a los tiempos de Don Juan de Austria.

También a Villena le gustaba hablar mucho de las reales ferias de ganados de El Padul y la gastronomía: puchero de hinojos, remojón de naranja, migas con sardinas, arroces, habas con jamón, guisados… Sabía mucho también de la Fuente de los Cinco Caños, de las fábricas de esparto, de la laguna con su misterioso ojo oscuro, de El Manar en las estribaciones de Sierra Nevada, de El Puntal, de los cultivos, de la artesanía…

De entrega generosa, José Villena adoraba a su familia. Su enorme corazón se remontaba ligero sobre todo conato de mundanalidad. Adolescente aún, gastaba su mejor tiempo en aprender. De agradable carga de espiritualidad, José Villena era exquisito en sus detalles y gozaba de un gran sentido del humor.

Ayer domingo, cuando los pájaros del parque, su querido parque, trinaban, el alma de José Villena escalaba las cumbres del cielo. Amigo, maestro y compañero, José Villena, conocí muchas cosas buenas a tu lado. Has dejado en este mundo a muchos amigos y compañeros.
Todos te echamos de menos.

6 comentarios:

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Lo siento.
Abrazos,

Diego

Isidro dijo...

Hola, F. Barrera, actualmente me hallo recopilando información con que documentar mi tesis de sociología acerca de la manipulación informativa de los medios. Entre las "primicias" que espero comentar, figuran en cabeza las noticias del supuesto cementerio de "5.000 víctimas franquistas en el Carrizal de Orgiva", por lo menos, y otra en la que usted tuvo muy holgada participación.

Sin duda, me estoy refiriendo al caso que usted, junto con este tal Villena, publicó INVENTANDOSE UNA DENUNCIA A UNA MAESTRA POR "ENSEÑAR EL HIMNO DE ANDALUCIA". Con toda desverguenza, por cierto.

El caso es que para corroborar las informaciones que ya obran en mi poder, preciso además de un email o tlf. de contacto con el periodista de Orgiva también de Ideal Rafael Vilchez, que no aparece por ningun sitio en la guia tlf. El tipo, que tuvo asimismo intervención en el caso "del himno", la tuvo no menos importante en la creación del mito de un nuevo Paracuellos franquista, y quisiera contar con su versión de los hechos. Le ruego pues facilite email directo de usted y de este tal Villena (y si puede ser también tlf. de contacto, si puede ser y es usted tan amable). Le quedaría muy agradecido. Usted, el difunto Villena y ese tal Rafael Vilchez, fueron los que más se ensañaron en este asunto del himno. También me gustaría saber el parecer del padre que ustedes sin ningún género de dudas obtuvieron.

Javier F. Barrera dijo...

Hola Isidro. No tengo ningún problema en responderte a todas tus descalabradas afirmaciones en cuanto te identifiques convenientemente, tal y como hacemos los periodistas. Mientras, para que te sigas entreteniendo, puedes buscar la celebración del 28-F de aquel año en cuestión, cuando el presidente Manuel Chaves invitó a los afectados en mi información a celebrar el Día de Andalucía en Sevilla con la plana mayor y el respeto entero del Gobierno andaluz y de nuestro Parlamento de Andalucía. Hay hasta fotos de los afectados. Sin más, y deseándote suerte y carño. Se despide, Javier.

Isidro Fuentes dijo...

Hola Barrera:

¿Me estás diciendo, para "entretenerme", que "la prueba" de tu fabulosa "denuncia por enseñar el himno", no es otra que los agasajos a la maestrica por ese reguero de corrupción familiar que es don Manuel Chaves? ¿De qué guindo te crees que me he caído? ¿Por quién me tomas? ¿Por toda la legión de desnortados que se tragaron a pies juntillas la NOTICIA FALSA INVENTADA en cuyo recreo os distinguísteis tú, el muerto Villena y ese tal Vilchez de la Alpujarra, el mismo corresponsal de Ideal que se inventó (y ahí sigue) el rollo del Paracuellos franquista de Órgiva a base de osarios de gatos, cabras y perros?

En lugar de marearme la perdiz con el cuento del homenaje a la maestra que se prestó a encubrir vuestro embuste, mientras la untaba de vaselina Chaves en el parlamento andaluz, lo mismo que te untó personalmente a tí con un "premio periodístico" -he leído tus loas al sátrapa y son vomitivas- e igual que, a costa de nuestros bolsillos y de nuestra miseria y ruina económica actual, ha untado a la bazofia de tu periódico y al resto de Vocento (son memorables las inyecciones multimillonarias de la Junta a vuestra "Corporacion de Medios" bajo el subterfugio eufemístico de "subvenciones" http://www.juntadeandalucia.es/boja/buscador/search.do?q=%22Corporacion+de+Medios%22+subvencion&startDate=01%2F01%2F2005&endDate=30%2F04%2F2010&type=&section=&organisation=), y de venirme a mí con la tontería de unas "descalabradas afirmaciones", ¿a nadie se le ocurrió nunca que esgrimieras tu tan cacareada "denuncia por enseñar el himno de Andalucía"? ¡Válgame Dios! ¡Qué suerte!

Porque ya es extraño que tras tantas portadas como dedicásteis en Ideal y tantos enviados especiales en Vocento como repartísteis con el rollo de la "denuncia por enseñar el himno de Andalucia", cada vez que (a cualquier periódico, a Ideal en particular, o al propio Colegio de donde partió la mentira) se os ha pedido una muestra de la "sorprendente" denuncia, siempre habéis echado balones fuera. La respuesta siempre es la misma: No sabe, no contesta. Y ya, ya te digo: tú el primero. Nunca la tenéis. Qué casualidad. ¿Desapareció? ¿Se la comieron los gatos, perros y cabras "franquistas" de Órgiva?

¿No lo contiene ese supuesto documento de denuncia tampoco el dossier que celosamente, cual oro en paño, debes guardar del asunto que te sirvió en la escalada hasta el premio con que te untó don Manuel Chaves?

No es preciso ser un lince para constatar que si no la publicásteis entonces y no la ofrece nadie cuando se pide, es porque no se ajustaba a vuestros titulares amañados. Por la documentación que ya llevo recogida para mi tesis, advierto que no es la primera vez que manipulación o una invención colosal, como es éste el caso, a sabiendas de su falsedad dolosa. Pero sí lo es la primera que adquiere en la prensa tanta repercusión la osadía de unos farsantes sin escrúpulos haciendo hincapié en un documento-denuncia que nunca aparece y que jamás fue publicado ni reproducido.

Es el caso más clamoroso de fraude periodístico y manipulación de masas con que me haya topado: Cientos de portadas "informativas", encuestas, reportajes, debates... en torno a un documento de denuncia que nadie ha mostrado nunca ni nadie ha visto reproducido jamás. Y lo más sorprendente e inaudito: sin que nadie se preguntara en ningún momento dónde estaba esa dichosa y descabellada "denuncia por enseñar el himno". Joseph Goebbels, el ministro de propaganda de Hitler que pronunció aquello de "una mentira repetida mil veces...", era un pardillo al lado vuestro.

(sigue)

Isidro Fuentes dijo...

Adiós Barrera. Y dale recuerdos a ese otro lince de la desinformación de Vilchez. Creo que no me hace falta contactar con él para nada relacionado con este asunto de la nunca encontrada y siempre ocultada "denuncia por enseñar el himno". Como tampoco para esa chorrada de las 4000 ó 5000 (y por qué no 50.00, 100.000 o dos millones?) "fosas fascistas franquistas" de Órgiva. Le preguntaré a mis gatos, al perro del vecino y a las cabras de un cortijero. De él guardo, asimismo, detalles de otro episodio -otra noticia falsa, ocioso es decirlo- que le costó a Ideal un pastón en un arreglo extrajudicial.

Un besote grandote. Y ahora vas y se lo cascas.

Isidro Fuentes
Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología
Doctorando

PD: Para catalogar como "descalabradas afirmaciones" precisamente vuestra ocultación permanente de esa supuesta "denuncia por enseñar el himno", hay que tener bastante más autoridad moral que la que a tí te confiere este mayúsculo fraude. Ese trabajo con que os aupásteis, carece del más mínimo atisbo de honestidad, no digamos de inexcusable rigor periodístico. Y mira que lo tuvísteis sencillo; pero nada, ni por asomo se os ocurrió publicar dicha denuncia. Se os hubiera venido abajo el chiringuito ipso facto y desinchado el globo. Aunque nunca es tarde. Los muertos siempre terminan saliendo a flote, y en mi tesis guardo un lugar destacado a tu embuste de la denuncia. Por inventaros, hasta elucubrásteis del padre denunciante "que durante la Guerra Civil española su familia había tenido demasiados muertos y, que por esta razón, no quería que sus hijos supieran ningún himno ni nada de política". Valiente gentuza imaginativa.

Otrosí, con un paseo con google, he tenido ocasión de admirar tus tendenciosas descripciones -más dignas de Mundo Obrero que de un periódico que fue incendiado por socialistas a principios del 36-, versadas en los grupos "ultras" "fachas" nazis, etc., a los que aplicas unos adjetivos que jamás te atreverías siquiera a insinuar de la extrema izquierda. Sean en 2 de enero o en cualquier otra fecha. Me ha llamado la atención, eso sí, que al parecer, tú -¡faltaría más!-, eres otro de tantos bobitos que andan pavoneándose de progres en sus crónicas periodísticas (es un decir) mientras repiten cual loros, en el colmo de la ignorancia, que la Bandera de España con el águila de San Juan es "preconstitucional" (tatachín) y hasta "paleolítica" (chin, chin) (F. Barrera dixit) . Ya te vale la estupidez, con ese acopio de vaselinos premios periodísticos de pacotilla.

La suerte que tienes es que desde que quitaron de enmedio a Melchor Saiz Pardo, los demócratas (es otro decir) que quedaron en tu actual periódico elevaron el listón de la censura previa, hasta entonces felizmente enterrada por la Ley de Prensa del 66 de Fraga.

Ilústrate con estos enlaces de El Mundo para evitarte más meteduras de pata antológicas como ésa, que fallas más que una escopetilla de feria. Y de tontainas ya esta el mundo lleno.

http://estaticos03.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2010/01/15/1263555298_0.jpg

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/01/15/union_europea/1263555298.html

Javier F. Barrera dijo...

Hola Isidro.
Porfa, cuando presentes tu tesis avísame, que me ape leerla. Suerte.Y gracias por leer este blog.

UA-2404442-2