Razones por las que los periódicos no pueden desaparecer
Un ejemplo de comunicación en crisis

9 de marzo de 2010

Esta historia es fantástica. Y está escrita de esa forma que a veces parece que los periodistas somos eso, periodistas que cuenta historias bien escritas.

El 8 de marzo de 1960, un avión militar norteamericano tuvo que aterrizar de emergencia junto al Picón de Jérez del Marquesado, a 2.600 metros de altitud. El piloto y otro ocupante se presentaron en el pueblo y se hicieron entender doblando una hoja de periódico con forma de avión. Lo estrellaron y entonces las 'fuerzas vivas' del pueblo entendieron lo que había ocurrido. Dio comienzo entonces un rescate histórico que cambió la historia de Jérez del Marquesado y que nadie por allí ha olvidado 50 años después.

María Victoria Cobo se fue la semana pasada para el lugar de los hechos y con Torcuato Fandila volvió y publicó esta pequeña joya, donde y para variar, el compay José Santos hizo un diseño de ensueño. Esta vez, colocó en medio de la doble página un avión de papel de los que hemos hecho todos de niños.

¿Por qué? Hace cincuenta años nadie hablaba ni una sola palabra de inglés en este pequeño pueblo de Granada. Y los marines supervivientes que lograron llegar al pueblo para pedir ayuda solo fueron capaces de hacer un avión de papel de periódico y estrellarlo para explicar lo que había sucedido.

Todo un ejemplo de comunicación en crisis. Y el reportaje de Viki, todo un ejemplo de Periodismo del bueno, bueno, bueno.

Además, admite otro pensamiento, que comparto con vosotros. El avión de papel se hizo con una hoja de periódico. ¿Veis lo que hubiera pasado si los diarios de papel desaparecen?


Esta historia sirve, en resumidas cuentas, para defender los periódicos y nuestro trabajo. Tiene un recorrido feliz en el diario del domingo y se transforma en un relato multimedia con texto, una galería fotográfica y un excelente vídeo.

Además, gracias alpapel, unos marines fueron rescatados y porque en ellos contamos historias como la de María Victoria Cobo.


La noticia resumida en la web.
La galería de fotos del suceso.
Y un buen vídeo
La Cobo lo pasó por su Facebook


3 comentarios:

Isabel dijo...

Barrera que historia más bonita y qué reflexiones más esperanzadoras. Gran trabajo!! Siempre me gusta oir eso de que el papel perdurará y aquí se demuestra que todo es complementario. Soy una romática, lo confieso. Creo que todavía me gusta más la tinta que tanta entrada y tanto link, aunque todo engancha y tiene su punto. Me voy a abonar a tu blog (al que he llegado a través de una recomendacion en facebook de miguel ángel vázquez)xq veo que voy a aprender mucho, mucho.
Un fuerte abrazo y saludos muy cariñosos a mi primer periódico, donde aprendí tanto en la distancia y en la que mis compañeros telefónicos me dieron tanto calor.
Isabel Morillo

Mikel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mikel dijo...

Es que de eso se trata, maestro. De contar historias. Por eso el periodismo nunca morirá; porque siempre habrá quien tenga que contar historias(hechos) a otros que no conocen lo que ha sucedido y cómo ha pasado. El problema no es el periodismo; la discusión está en el envoltorio. Y la imaginación y la creatividad es lo que siempre ha salvado a los que saben contar y presentar las historias.
No hay más, Javier

UA-2404442-2