XI Congreso de Huesca: La buena noticia es que, por fin, no hay noticia

12 de marzo de 2010

Once años de ediciones del Congreso de Periodismo Digital de Huesca demuestran que, seguramente, la crisis es un elemento permanente en la profesión periodística


El Congreso de Huesca cierra sus puertas y presenta su legado de reflexiones y conclusiones sobre la profesión. Son once ediciones en los que se ha desplegado un trabajo serio y comprometido por el futuro de la tríada implicada: periodismo, medios y periodistas.

El Periodismo nace en la calle

El periodismo atraviesa un momento de profunda transformación. El futuro se vislumbra con incertidumbre. Sin embargo, no hay que ser agoreros. El soporte no tiene que cambiar la esencia. Hay que hacer un periodismo cercano a la calle, sobre lo que preocupa a los ciudadanos. Internet aporta inmediatez y frescura, pero hay que seguir apostando por el análisis crítico y profundizar más en la información.

El potencial multimedia sirve para diferenciarse
Resulta necesario seguir explorando nuevas narrativas que sorprendan al receptor. Internet permite contar una historia de una forma más completa, pero no sirve ofrecer lo mismo que todos los demás. Se necesita una imagen adaptada, donde se explote el potencial multimedia e interactivo del soporte digital. Los dispositivos móviles suponen un gran desafío: se trata de buscar un modelo gráfico especialmente adaptado para esos contextos móviles de acceso a la información.

La integración comienza por compartir el espacio
No existe una receta única para los procesos de unificación de la redacción de papel, radio o televisión con la de Internet. Para el éxito del proyecto es imprescindible que los periodistas del viejo y del nuevo mundo trabajen en un único espacio, bajo un único concepto editorial y con un único puesto de dirección que reparta la cobertura y gestione los ritmos y la tensión informativa entre todos los soportes. La redacción tiene que transformarse para adaptarse a los nuevos flujos de trabajo, pero integrar las redacciones no sólo es cambiar las mesas de sitio. Periodista integrado no significa periodista orquesta, aunque es imprescindible que los redactores y sus jefes cambien sus hábitos de trabajo para pensar, por ejemplo, en muchos cierres, y no en sólo uno al día.

Los sucesos como cantera de periodistas y reflejo de todos sus males
Los sucesos se siguen produciendo. Por tanto, la información relacionada con los mismos sigue teniendo hueco en los medios. La red ha supuesto una gran ayuda al periodismo de sucesos, pero hay que seguir "gastando suela de zapato". Hay que denunciar las cortapisas con las que se topan los periodistas para ejercer su trabajo ante noticias que pueden resultar incómodas para los gobernantes y otros círculos de poder. Es necesario trabajar con respeto, atendiendo a los códigos deontológicos de los medios y rechazar la banalización de la información de sucesos, tendente en ocasiones al espectáculo o a la anécdota irrelevante. Es conveniente que los periodistas en formación pasen por las secciones de sucesos o, al menos, cubran informaciones del género. La información de sucesos ha perdido impacto en la jerarquía de los medios como consecuencia de un exceso de periodismo convocado.

La red es un acelerador de neutrones creativos
Internet ha abierto un espacio de posibilidades extraordinarias a los ilustradores, dibujantes y artistas gráficos, por la posibilidad de propagación de sus mensajes, por las herramientas que ofrece y por la libertad que concede para la creación. Es un soporte complementario a la prensa escrita y otros medios. Las nuevas tecnologías permiten profundizar en la idea del periodismo de imagen que combina creatividad artística, observación y comunicación. La intercomunicación a través de blogs como Urban Sketchers constituye una espontánea y fantástica comunidad de dibujantes y artistas que ofrecen un extraordinario contraste de pensamientos y concepciones y una manera de viajar por todo el mundo desde un sólo espacio.

La información económica depende del cristal con que la trabajes: es opaca o transparente
La información económica supone poder real, y por eso está sometida a gran cantidad de presiones que hay que saber resistir. Los medios sirven de chivos expiatorios de responsabilidades ajenas. Hay que reivindicar el sentido del humor y de la diversión en la información. Internet ha supuesto un gran aumento de transparencia y de la democracia informativa, pero esta transparencia no es absoluta, y a veces la sobreabundancia informativa se aprovecha para ocultar información o reducir su impacto.

Las redes sociales generan nuevas jerarquías
Las redes sociales, la complicidad con el lector y la libertad que ha generado Internet a la hora de desarrollar los contenidos deportivos son los aspectos clave de la transformación que están experimentando los periodistas. Gracias a los blogs o herramientas como Twitter se ha conseguido generar una forma de comunicación bidireccional, abierta a recibir las opiniones de los receptores. El comunicador está más receptivo a la interacción con los lectores, beneficiándose de las críticas constructivas pero, también, sufriendo los comportamientos incívicos de algunos internautas.

La tinta electrónica que todavía apenas mancha

La aparición de dispositivos de tinta electrónica está venciendo la resistencia de los lectores a la lectura digital. La disponibilidad de títulos en español todavía está muy lejos de la internacional. Los medios de comunicación tienen en estas plataformas una vía de crecimiento de la audiencia.

¿Rentabili-qué?
La falta de confianza en los modelos de negocio de la prensa digital es uno de los grandes problemas que se deben resolver de manera inmediata. La baja inversión que realizan los editores en las ediciones digitales es alarmante. Además, las empresas de comunicación hacen pocos esfuerzos por adaptarse a las nuevas oportunidades que ofrecen las tecnologías, lo que provoca una desconexión entre los medios y la sociedad.

Foto
Es la mesa dedicada al Periodismo Digital en Portugal.

UA-2404442-2