Kiosko y Más: Del roce del papel al roce de tu piel

15 de julio de 2011

Las tabletas se configuran como el soporte que responde a la forma en que evoluciona el consumo de noticias por parte de nuestros lectores. Esta es algo así como mi conclusión tras haber experimentado un par de semanas con Ky+, tras asistir a la presentación a los blogueros especializados que tuvo lugar en la sede central de Vocento en Madrid el pasado mes de junio.

La tableta, cargadita con Ky+ la he compartido con mi madre y con Andrés. Mi madre se decanta por el papel de toda la vida, Andrés se lo ha pasado bomba con el IPad2, que viene cargadito de futuro.


Ahora, mi experiencia.

Me levanté por la mañana pronto. No serían más de las ocho de la mañana. El verano despuntaba este mes de junio y me desperecé con lentitud. Pasaba el fin de semana en casa de mi madre, en San Sebastián, y como uno es de costumbres fijas, me preparé el café con leche como antaño, cuando estudiante, un par de tostadas de pan con mantequilla, a la francesa, en vez de con aceite, como me las tomo siempre en Granada, ciudad en la que vivo desde hace más de veinte años.

El ritual del desayuno un día de libranza es cuasimágico y puede llegar a rozar la perfección. Se le puede añadir un zumo de naranja, un poco de jamón pata negra, música al gusto, quizá la radio... pero sobre todo, el periódico. No hay un desayuno que se precie sin un periódico calentico, como recién salido del horno-rotativa, con sus hojas durmientes todavía entre sus pliegues y con la tinta fresca esperando hermenéuticamente ser leído, saboreado, entre trago y trago de buen café negro, como la tinta, y pedazos crujientes de pan con blanca mantquilla extendida, como el papel que recibe a los tipos, a las letras que cuentan lo que ha pasado en el mundo, en España, en tu ciudad.

Ante la mirada atónita de mi madre, que lee como desde hace medio siglo un ejemplar de El Diario Vasco, recién traído hasta el piso con la bolsa del pan, desenfundo mi tableta, un IPad2, que se parece al mítico monolito de ‘2001 Odisea en el Espacio de Kubrick’: es negro, místico, futurista, frío pero se presenta lleno de respuestas.

Gracias a una invitación de la Dirección de Estrategia Digital de Vocento, en la que se presentó Kiosko y Más a un grupo de blogueros especializados, dispongo de una clave de acceso a este monolito personalizado que es mi tableta. Paso el dedo suavemente porella y presiono casi nervioso el logo de Ky+. Solo falta que aparezca el propio Kubrik.

Hay un kiosko entero de periódicos y revistas. Está El Diario Vasco que está leyendo mi madre en papel, pero, sobre todo, está mi querido periódico IDEAL, que aquí en San Sebastián no se distribuye. Hago click y en menos de treinta segundos se descarga en mi tableta. La barra del porcentaje, de color verde, crece con rapidez. Es una sensación similar a la de acercarse al kiosko a comprar el diario para leer las noticias. Hay un tiempo de espera en el que las ganas, crecen.

Ya está. Se ha descargado. Ahí está mi Ideal, completito, para que pueda leer la portada, la contra, las historias del Granada CF de Rafa Lamelas, la columna de Morán, los documentos que desvela Quico o las fotos de Ramón, Alfredo y Molero.

Qué delicia. Ló único que echo de menos es el roce del papel al pasar las páginas, pero acabo de darme cuenta de que ha sido sustituido por el roce de mi piel con la suave pantalla, las yemas de los dedos como llaves para leer IDEAL. Y ahora viene lo mejor, cuando esté en Granada, me leeré El Diario Vasco ;-)

2 comentarios:

Mauricio dijo...

Hasta ahí bien.
Ahora viene lo difícil: ¿esto cómo se vende? En la época del todo gratis ¿quién va a pagar 23,99 por la misma información que me dan gratis en la web?

A mí siempre me pareció un disparate que los periódicos reglasen su materia prima online pero ahora les va a costar muuuuucho echar marcha atrás.

Bori dijo...

Mauricio, el problema es Vocento (con todo el cariño del mundo). Por ahora, no sé si se mantendrá así o no, Prisa ofrece sus periódicos por 9,99€ al mes.

Por ese precio lo compro con los ojos cerrados. Los 23,99€ del Ideal, el Diario Vasco o El Correo duelen, no nos vamos a engañar, sobre todo viendo a su colega de app. Habrá que estar atentos a lo que hacen y dicen, yo la he probado y he quedado encantado. Ha sido en versión iPhone, que no es tan chula como el iPad, pero bueno, menos es nada.

En cuanto consiga una tablet, va a caer una suscripción de 9,99€ (un cuarto de su precio, 10 euros es lo que te gastas en una semana de lunes a domingo, contando con el precio extra del dominical).

A ver en qué queda todo esto, a mi, por ahora, me han convencido :)

UA-2404442-2