Periodismo en verano: bolazos de nieve y saltos

11 de julio de 2011

No son noticias de abrir las carnes ni la portada del diario pero tratamos de escribirlas bien, de que sean útiles para nuestros lectores e interesantes también para nuestros internautas.

Los resultados pueden verse en nuestra Home. El tema de los campamentos para los críos lo enfocamos desde la perspectiva de la ruptura de la rutina y las consecuencias para la unidad familiar. El resultado es que las ‘mates’, ‘cono’ y el ‘recre’ se convierten por arte de birlibirloque en piscina, inglés o caballos. Es, en suma, otra clase de verano.

Y la nieve. Que en el Sur, en Andalucía, en pleno verano, en Sierra Nevada, los niños puedan bajarse un par de centenares de metros de nieve fría, blanca y helada tiene un encanto inigualable. El problema es cuando estás haciendo la entradilla y entre bromas de que sí y de que no te fríen a bolzos de nieve. Pero como es verano, tiene su encanto.

No pasa nada. Es verano y hay que hincarle el diente a los temas de siempre con frescura, ganas e ilusión. Si vas motivado, altamente motivado, vuelves con dobles páginas de reportaje para la edición impresa y buenos vídeos informativos para la web.

Al final, dos historias amables y espero que interesantes en las que acabas dando botes o te fríen a bolazos de nieve. Gajes, maravillosos, del oficio de periodista, de contador de historias, de habalr con la gente.

UA-2404442-2