20N: Conclusiones exprés

20 de noviembre de 2011

Ha ganado el Partido Popular. Enhorabuena. Ha ganado a lo grande. En plan tsunami. La traducción para un demócrata es bastante sencilla: los españoles le han confiado no el Gobierno, que también. Le han confiado la salida de la crisis, que también. Pero no solo estas dos cuestiones tan fundamentales.


El voto de los españoles le pide a Mariano Rajoy futuro, esperanza. Le pide besos. Pero, perdonarme. No pide el beso que ilustra la Home de Ideal.es esta medianoche.




Rajoy gana el 20N 2011


Los españoles lo que le piden a Mariano Rajoy y al Partido Pular es que todos podamos besarnos y sonreír. Perdón. Volver a sonreír. Volver a tener ilusión. Volver a besarnos. Pero no los políticos, sino los ciudadanos. Más o menos, lo que la gente entiendo que quiere son estos besos:




Beso Casillas Carbonero


Por lo demás, aunque parezca apabullante, y lo es en las urnas, la victoria del Partido Popular, hay más de 10 millones de españoles que no son ni del PP ni del PSOE que no le han votado. En Barcelona y en Sevilla no ha ganado el PP. En Euskadi la cosa está lo suficientemente revuelta como para marcarle la agenda a todo un presidente del Gobierno con mayoría absoluta. En Cataluña está el terreno abonado para ponerse el disfraz de marginados y en Andalucía la apuesta por el cambio la encarna el enésimo abuelete de esta democracia: Javier Arenas.


Hay victorias envenenadas y ésta de Mariano Rajoy lo es. Aunque Cospedal ya ha empezado los recortes en Castilla La Mancha ha duplicado los votos (los datos son provisionales, mañana afinaremos). Valencia y Galicia con gobiernos autonómicos del Partido Popular no son precisamente un espejo de la sana democracia y del éxito del pleno empleo o la innovación. Y Madrid, que sí podría pensar argumentos en este sentido, es según se vio en el Congreso Nacional del PP en Valencia que es un nido de víboras con una serpiente pitón que desayuna boas constrictor sin pestañear. 


Veremos cómo va por dentro la procesión del PP.


En el PSOE Rubalcaba no dimite como sí lo hizo en 2000 Almunia y pide un Congerso extraordinario, lo que abre el melón de todos los congresos regionales y provinciales; lo que traducido a Andalucía y Granada, donde vivo, da para encender la calefacción o echarse a temblar. La cosa es que la jornada de reflexión del PSOE ha comenzado hoy y parece que en Andalucía no le va a votar ni los que se quedaron para no salir movidos en la foto.


Eso sí, Alfonso Guerra vuelve a ganar en Sevilla.


Con un par.

1 comentarios:

@zurita1969 dijo...

Que el PP en Catalunya no haya aprovechado el hundimiento del PSC es para tomar nota.

UA-2404442-2