Política y campañas electorales 2.0
Pollo en Twitter, la red social del pájaro
Twitter y votos: Manual de Uso

24 de octubre de 2011


Esta mañana nublada de lluvia y otoño me llega la respuesta al trabajo realizado ayer y que se ha publicado esta mañana tanto en la edición impresa de IDEAL como en la página web. Es lo que tienen las redes sociales, que la respuesta es más o menos inmediata.


El trabajo se titula ‘Twitter testigo del pique entre populares y socialistas de Granada’, que muestra las dos crónicas de los dos actos políticos de ayer por la mañana. El del PSOE, escrito por Carlos Morán; y el del PP, redactado por este menda. Incluye el Blog de Ideal.es ‘¿Qué Dices?’ en el que se solicita la participación del respetable con la etiqueta #TwitterDebateGranada.

También me he currado un Storify, ‘Insultos cruzados en Twitter’, una herramienta que permite monitorizar conversaciones en las redes sociales y dejar documentado y linkado de una manera bastante completa lo que ha sucedido. Esto otorga transparencia total, porque se publica la conversación de manera fiel para que el lector pueda valorar lo sucedido bajo sus propias premisas. También, muy importante, contextualiza con todos los datos (tuits) la conversación.

Una vez publicados los trabajos y lanzados por las redes sociales, la página en Facebook de IDEAL y vía @ideal_granada con la etiqueta #TwitterDebateGranada, recibimos las primeras respuestas de los protagonistas. La del PSOE de Granada y la de la concejala del PP María Francés:




Lo que se me ha ocurrido, desde mi experiencia en redes sociales desde hace un par de años, es compartir con vosotros, para animar el debate, una especie de normas de etiqueta, de comportamiento para evitar líos y broncas estériles y para lograr que el sano y democrático debate político, tan necesarios, sea lo más fructífero posible.

Lógicamente, todos los comentarios y todas las sugerencias, en cualquier sentido, serán más que bienvenidas. Gracias por adelantado.

Twitter y votos: Manual de Uso

1.-No digas nunca en Twitter lo que nunca te atreverías a decir a la cara
En Twitter no vas conduciendo un coche desde el que se puede insultar al volante desde el anonimato porque aceleras y desapareces con el semáforo en verde. Siempre queda huella y se puede seguir y republicar. Recuerda que hay normas de etiqueta y comportamiento. Síguelas.


2.-Twitter es una conversación pública
Esta red social no es un reducto de frikies ni un coto de geeks. No es un espacio VIP ni un reducto exclusivo. Es una red de información. Es cierto que no hay un porcentaje significativo de la población que la utilice, pero también es cierto que se le supone influencia y un elevado nivel de prescripción. Además, Twitter permite ser indexado por Google y cualquier motor de búsqueda y al tener su API abierta, puede ser monitorizada de mil maneras. Moraleja: muérdete el dedo antes de lanzar un tuit picante. Puedes arrepentirte.

3.-Todo lo que publiques en Twitter podrá ser utilizado en contra tuya
Es la versión Darth Vader de esta red social, pero es cierto que te puedes meter en un problemón tuiteando a lo David Bisbal cuando dice algo parecido a "qué pena las pirámides vacías" mientras se están liando a mamporros durante #arabspring

4.-Hastags ¿públicos o privados?Las etiquetas o hastags en Twitter (#) sirven para monitorizar una conversación. Haces una búsqueda y gracias a la etiqueta y las palabras que le siguen puedes ponerte al tanto del estado de la conversación. ¿Qué puede suceder? Que si tuiteas sobre las excelencias de Messi en una etiqueta del tipo #CR7isthebest lo más normal es que te pongan a caldo. Así que si te decides a entrar, quizá lo mejor es hacerlo entre pidiendo permiso y entre pidiendo una invitación. En todo caso, midiendo tus 140 caracteres, es decir, tus palabras.


5.-Focus, please!
¡Céntrate! Si no quieres que te insulten, no seas tú el primero en insultar.

6.-El ‘Efecto Pimpinella’
Si te insultan, aunque sea solo un poquito. O si te faltan al respeto. Deja clara tu postura y olvídate. Vete y pega la vuelta. Y a otra cosa. Twitter es amplio y hay conversaciones de las que se puede aprender.




7.-Neolingua Tuitera para insultar
Los insultos no son como en el futbol, un poner, cuando de Twitter hablamos. La Neolingua Tuitera te puede insultar llamándote troll o spammer. Y tú también puedes insultar, o al menos que a quien le escribes o te lee le siente rematadamente mal una etiqueta como #mastontosqueburros Esto da para un titular realmente apetecible para otro tipo de medios.

8.-Los mitines en Twitter son un muermo
Trasladar la campaña electoral de un candidato o un partido o un acto político a Twitter y el resto de las redes sociales es un error. Y lo es porque la convierten en un muermo. En Twitter y Facebook lo que tienen que hacer es informar primero, conversar después y, lo más importante, la verdadera innovación de las Redes Sociales es que pueden y deben escucharnos a los ciudadanos, ergo sus votantes. No queremos que solo nos atiendan cuando toca votar, cuando hay cita con las urnas. Queremos una atención y una escucha activa constante.

9.-Responder: Twitter es Política 2.0 con mayúsculas
Solo si además de informar, conversar y escuchar el político en campaña responde. Twitter encuentra su máxima expresión como herramienta de comunicación política cuando sirve para responder al usuario, que es un ciudadano. Y repito, que es vuestro votante.

10.-Oh la lá: El Compromiso
El desarrollo de la Sociedad de la Información y del Conocimiento debe encontrar en la Web 2.0 y en todas sus herramientas de Social Media, como lo es Twitter, su mejor espejo, su mejor versión. No la peor. Recapacitemos.








1 comentarios:

@zurita1969 dijo...

Te has superado. Brillante.

UA-2404442-2