Un consejo para los catalanes: "No es más que envidia"

14 de octubre de 2011





He estado hablando y repensando mucho sobre los catalanes. Bueno, mejor dicho, sobre los que votan a CiU, los que son representados por tipos como Mas y Duran. Dos soberanos hipócratas, de mirada turbia y maneras exquisitas, gustos lujosos y sueldos de cochazo oficial, pagados por todos los españoles.


He estado sopesando muchísimo escribir este post, pero al final me he calentado y he decidido publicarlo. Gente como Mas y Duran con sus comportamientos y sus declaraciones representan lo peor de la política española, la resultadista, la que envuelve las palabras para conseguir simplemente... pasta. 

Es la política-egoísmo, la política nacionalista en su peor versión, la que da realmente asco a los que buscamos la solidaridad. 

Que tenga que escuchar, yo, un vasco que me considero a partes iguales noblote y cabezota, que llevo eslomao currando en Andalucía más de veinte años, que en Andalucía andan tocándose los güevos me produce urticaria fisna. Como si en Catalunya fueron californianos, vaya. 

En el IDEAL han mandado a una de nuestras mejores periodistas, la Peñalver, a comprobar las palabras del Duran y el Mas. Y el temita os va a encantar. 

En fin, que os dejo con mi programa favorito de ocio, ‘Vaya Semanita’, que mientras los catalanes tienen levantada Catalunya, no a base de trabajo y esfuerzo, sino de protestas gritos, paros y huelgas porque los Mas y Duran lo están haciendo dabuten, los vascos a través del canal público nos reímos hasta de nuestros Arcanos intocables, como es el caso de Chillida. 

Y encima, cuando se lo he enseñado a mi familia, andaluces por más señas; y a mis amigos, granaínos malafollás, se han eslomao, pero no de curro, sino de risa, que va a ser lo que les falta a estos dos tipos de mirada turbia y sin gracia.


                 


Hoy es viernes y en Andalucía luce un Sol maravilloso. Tierra de paz y de progreso, los vascos venimos a mansalva y nos sentimos como en casa. Anoche mismo, gracias a la Campus Party Milenio, terminamos de madrugada paseando la antigua Judería, media docena de getxotarras, bilbainos, pasaitarras y donostiarras. Estábamos embelesados y encantados. En el fondo, lo de Mas y Duran no es más que envidia.


PROPUESTA
Si te apetece, puedes dar vía Twitter consejos a Mas y a Duran con la etiqueta #ConsejosparaMasyDuran


CRÉDITOS
Del vídeo, EITB. Gracias.
La fotografía es mía. Es la Silvi el día después de la mítica fiesta del Candela, quizá la última que hicimos. El bar de África y Miguel, un antiguotarra.

3 comentarios:

FMOP dijo...

¿No piensas que sus palabras son representativas de un sector de la población catalana? Igual que aquí hay un parte de la población que odia a los catalanes, allí ocurre igual con los andaluces y estos 'pájaros' hablan por ellos. Afortunadamente hay quien prefiere edificar en el afecto y el entendimiento entre personas antes que en la xenofobia.

FMOP dijo...

¿No piensas que sus palabras son representativas de un sector de la población catalana? Igual que aquí hay un parte de la población que odia a los catalanes, allí ocurre igual con los andaluces y estos 'pájaros' hablan por ellos. Afortunadamente hay quien prefiere edificar en el afecto y el entendimiento entre personas antes que en la xenofobia.

Anaïs dijo...

Hola! Soy catalana, toda mi familia (pero es que toda) es andaluza y me he sentido identificada y divergente de tu post a partes iguales. Identificada en el sentido de que creo que a Mas y Duran lo que les hace falta es un petardo en el culo (estoy ya hasta los collons de que hablen en boca de nosotros, y encima lo hagan mal), y divergente en que la visión externa que se está teniendo del tema en España es algo más fea de la que nos gustaría a nosotros, los catalanes.

A ver, gilipollas los hay en todos lados. Lo que pasa es que resulta que en nuestra Generalitat, los hemos ido a recopilar todos. Y esa es la maldita imagen que se proyecta al resto de España. Y 'duele' (tampoco me voy a poner a llorar) que se vea o se diga que nosotros odiamos a los demás, trabajamos más que los demás... Vaya, fastidia ver que Mas y Duran van consiguiendo su propósito: que nos odie todo dios.

No soy independentista, pero amo la tierra que me ha visto crecer, y es Catalunya. Y jamás insultaría a un vasco ni a un andaluz, ni a un extremeño ni a un gallego. Y como yo somos muchos.

Un abrazo.

UA-2404442-2